Tendencias

Los usuarios no quieren que las marcas les "bailen el agua", solo que muestren sus encantos

woodyLa industria de los bienes y servicios ha basado su ventaja competitiva en los últimos años en la comodidad como arma para atraer a los usuarios.

Así, compañías como Uber, Deliveroo o PayPal se orientan a ofrecer a los clientes una serie de servicios de la manera más fácil, asequible y cómoda posible haciendo su vida más fácil.

Y hasta ahora, ponerle en bandeja al consumidor lo que quiere y como quiere, les ha funcionado bastante bien.

Sin embargo, el informe Audience Report 2016, este elemento se está convirtiendo en un arma de doble filo y es que, aunque parece que estos servicios no van a decaer por el momento, la adaptación de los usuarios a la satisfacción constante de sus necesidades está provocando la extensión de la cultura de la vagancia.

De hecho, el 86% de los encuestados asegura que valoran más un producto o servicio cuando tienen que tomar acción para conseguirlo.

Se aprecia así un cierto hartazgo en los consumidores hacia las compañías que tratan de complacerles en cada momento y aspecto de sus vidas.

En consecuencia es cada vez más patente el deseo de la audiencia por encontrar por iniciativa propia los productos o servicios que desean descubrir y adquirir. El 77% de los encuestados asegura que les satisface ser los primeros en descubrir nuevos contenidos o productos de su interés.

Comienzan a cambiar, por lo tanto, los elementos que valoran los usuarios en las marcas que se centran ahora más en sus acciones sociales, sus objetivos a largo plazo, su ética o transparencia.

Las marcas deben detectar estas tendencias de cara a sus acciones de marketing futuras e ir más allá de la actual cultura de la comodidad para convertirse no solo en la complacencia sino en un valor para los usuarios.

Te recomendamos

Cannes

Regalos Ecology

Experiencias

Atresmedia

Compartir