líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Más luces que tinieblas en los escaparates durante la primera noche del

Tendencias en MarketingImagen del cartel de Schweppes en Gran Vía

Las tinieblas no se apoderan (todavía) de los escaparates madrileños

Más luces que tinieblas en los escaparates durante la primera noche del "gran apagón"

Esther Lastra

Escrito por Esther Lastra

Las medidas emanadas del decreto para el ahorro energético no se han dejado notar aún en exceso en los escaparates de los comercios madrileños.

Hoy a las 12 de la noche entraba en vigor el controvertido decreto del Gobierno para promover el ahorro energético, pero las medidas emanadas de la norma no se han dejado notar en exceso en los escaparates, que eludieron en su mayoría las tinieblas (en el centro de Madrid al menos).

Si bien es cierto que algunos comercios y edificios de la almendra central de la capital decidían apagar las luces para acatar la nueva norma, lo cierto es que buena parte de ellos hizo caso omiso a lo previsto en el decreto del Ejecutivo de Pedro Sánchez, tal y como recoge El Confidencial.

En la madrileña plaza de Callao reinaba ayer la (luminosa) normalidad previa al decreto. El emblemático cartel de Schweppes emplazado sobre el edificio Carrión de Gran Vía tampoco fue víctima del apagón (y eso que le quedan apenas unos pocos tubos de luz).

Casi todos los grandes letreros luminosos que ornan la Gran Vía madrileña (con alguna excepción como el del teatro Capitol) seguían iluminados en la noche del martes al miércoles.

Los efectos del decreto del Gobierno serán previsiblemente más visibles a partir de hoy

Puesto que el decreto no entraba en vigor hasta las 00:00 horas del 10 de agosto, la mayor de los escaparates evitó ayer seguir a rajatabla sus principios. Es previsible, no obstante, que los efectos de la nueva norma sí sean más visibles durante la jornada de hoy.

La entrada en vigor del decreto ha puesto, por otra parte, de relieve las diferencias entre grandes y pequeños comercios. Los segundos ya están acostumbrados a apagar las luces tras el cierre y la nueva norma no les afectará demasiado, mientras que los primeros sí deberán aclimatarse a la nueva obligación de dejar que se cierna la oscuridad sobre sus escaparates tras echar la persiana.

Conviene recordar, no obstante, que Isabel Díaz Ayuso, la presidenta de la Comunidad de Madrid, se muestra contraria a las medidas adoptadas por el Gobierno central y ha anunciado, de hecho, que recurrirá el decreto. Será esta noche cuando se aprecie hasta qué punto acatan los comercios la norma (o se refugian en su defecto en las triquiñuelas y los vacíos legales para sortearla).

 

Problemas para los propietarios de vehículos de KIA y Hyundai: robos por un reto viral de TikTokAnteriorSigueinteEl chatbot de Meta carga contra sus propios creadores: su "vida" es mejor desde que cerró Facebook

Contenido patrocinado