Tendencias

El salto a la política del empresario Marcos de Quinto

Marcos de Quinto: de marketero a Ciudadano

Marcos de Quinto se acerca a la política en uno de los momentos sociales más complejos. Dispuesto a abanderar el cambio de la mano de Ciudadanos, el empresario busca “ayudar a mi país, no a mí”.

marcos de quintoA lo largo de más de 30 años, Marcos de Quinto, se ha dedicado a hacer crecer (aún más) a una de las compañías líderes, Coca-Cola, primero en España y, tiempo después en Atlanta. Ahí fue donde destapó la felicidad y marcó un antes y un después en el marketing de la marca.

Sin embargo, esa felicidad burbujeante de la bebida más famosa del mundo, si bien le aportó gran reconocimiento profesional, no se trasladó a su vida personal. Por ello, el ejecutivo decidió marcharse, abandonar su carrera para centrarse, de una vez por todas, en vivir.

Aunque en el año 2017 decía adiós definitivamente a Coca-Cola, de Quinto no se ha alejado demasiado de los focos. Buen conocedor de la influencia de su figura, el empresario ha seguido, si cabe mucho más activo que nunca, volcando en las redes sociales sus pensamientos y también sus pasiones. No son pocas las ocasiones en las que de Quinto ha compartido imágenes de sus viajes, sus aficiones (el vino, la música, la poesía o el Dakar) y del talento de su mujer, la soprano Angélica de la Riva.

Entre medias, ha aparecido en numerosos eventos de nuestro país en donde, con la franqueza que le caracteriza, ha aportado su visión sobre la evolución de la industria que conoce a la perfección y de la que tiene una perspectiva muy clara. Todo ello, lo personal y lo profesional, lo recoge en el libro "Notas desde la Trinchera" que lanzará el próximo 30 de abril, dos días después de las elecciones.

Fiel defensor de la ética, la transparencia y la coherencia, a de Quinto no le tembló el pulso a la hora de dejar el consejo de Telepizza apenas unos meses después de entrar en el por su desacuerdo sobre los términos de la alianza con Pizza Hut. Un malestar que no dudó en expresar públicamente, porque si de algo puede presumir el empresario es de decir lo que piensa y hacer lo que dice.

Por este motivo, su salto a la política ha sido tan aplaudido como rechazado. Y es que, entre la ciudadanía y la clase política hay dos visiones sobre él: los que le ven como el empresario que ha construido una exitosa carrera, desde cero, a través del esfuerzo, la constancia y un liderazgo único y los que siguen viendo en De Quinto al malvado capitalista responsable del ERE de la embotelladora de Coca-Cola.

Un sambenito que a día de hoy todavía no se ha podido quitar a pesar de haber aclarado en numerosas ocasiones que la marca Coca-Cola y la embotelladora son negocios distintos y sobre este último de Quinto no ha tenido ningún poder de decisión.

A pesar de ello, las ampollas que su contundente discurso pueda levantar no son ni serán un impedimento para que el empresario y recién estrenado político siga expresando sus ideas a través de Twitter, plataforma en la que participa muy activamente del debate político.

En este espacio ha defendido el feminismo, la unidad nacional o la necesidad de transparencia en la política y se ha ido acercando a Ciudadanos, partido al que se une ahora como número 2 de la lista en Madrid para las elecciones generales para “ayudar a mi país, no a mí” y “contribuir a unir a mis compatriotas, no a dividirlos”.


Este pirata, hasta ahora sin bandera, surcará las aguas más revueltas de la política española que tratará de “des-hooliganizar”, aunque vista de naranja, con “menos colores y más razones, menos banderas y más maneras” aún a riesgo de ser arrastrado por la marea.

Te recomendamos

Cannes

Outbrain

FOA

rakuten

Compartir