líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

McCann hace una radiografía de la mujer asiática: independiente, preocupada por la belleza y dispuesta a compartir información

Redacción

Escrito por Redacción

El rápido desarrollo que está experimentando el continente asiático durante los últimos años ha creado una generación de mujeres que cambian rápidamente y desafían los estereotipos fácilmente. En un intento por identificar las actitudes de estas mujeres asiáticas, McCann Worldgroup ha entrevistado aproximadamente a 5.000 mujeres en unos 60 grupos de discusión. Estos grupos provienen de Japón, China, India, Corea, Filipinas, Malasia, Singapur, Tailandia e Indonesia.

De este estudio se deduce que las jóvenes generaciones de mujeres asiáticas están cuestionando y retando los roles tradicionales. Ante la afirmación ‘a veces sólo haces las cosas para probarte a ti mismo que puedes hacerlo’, estaban de acuerdo un 13% más de mujeres que de hombres.

En India e Indonesia, incluir a una chica dentro de un grupo otorga legitimidad y valor a los actos de desafío que de otro modo podrían ser considerados banales. Estas mujeres son reconocidas como valiosos miembros dentro del grupo, según encontró el estudio.

A estas mujeres jóvenes les importa ser aceptadas por lo que son basándose en sus características individuales en lugar de por el papel que se espera de ellas. Más de 8 de cada 10 mujeres chinas están muy de acuerdo con la afirmación de que ‘es importante aceptar a la gente tal y como es’, comparado con el 72% de los hombres que están de acuerdo con esto.

La investigación también encontró que las mujeres asiáticas entre 16 y 29 años le otorgan una mayor importancia a la necesidad personal de desarrollo, de independencia y de expresión propia que los hombres asiáticos.

Todo esto es posible por la reducción del tamaño de la familia, junto con las oportunidades de educación y empleo que antes sólo eran accesibles para hombres. En 1997 por primera vez las mujeres eran mayoría entre los graduados universitarios japoneses. En China, el 47% de las mujeres jóvenes se preguntan a sí mismas «quiénes son  y quienes quieren ser», comparado con el 34% de los hombres.

Casarse y tener hijos son las dos prioridades que están siendo retrasadas por las mujeres asiáticas. Para las mujeres de Singapur, las metas en su vida con frecuencia se expresan en términos de éxito financiero. Las mujeres japonesas, por otro lado, quieren una carrera y un matrimonio que les permita mantener una personalidad única.

La belleza también es otro factor que las mujeres asiáticas asocian con el éxito, de un modo más agresivo que las mujeres occidentales. El estudio de McCann sobre este tema encontró que mientras el 35% de las mujeres en un ámbito global piensan que ‘todo el mundo es bello’, sólo el 15% de las mujeres chinas está de acuerdo con esto. Cerca del 60% ‘quiere parece tan joven como sea posible’, comparado con el 21% del resto del mundo.

El 50% de las mujeres chinas piensan que ‘todo el mundo puede ser guapo con un poco de ayuda’, comparado con el 30% global. En China, los padres alientan a las chicas en el instituto para conseguir cirugías como recompensa, además de para aumentar sus posibilidades de conseguir un mejor trabajo y atraer a un hombre más guapo.

«Puede parecer políticamente incorrecto en Occidente, pero las mujeres saben que la belleza es una ventaja social, también en el ámbito laboral» puntualiza el estudio. Por ello no resulta sorprendente que Corea sea el país líder en el uso de cirugía para conseguir una belleza perfecta.

El deseo de buscar nuevas oportunidades para ser más bella es algo constante. Más de 6 de cada 10 mujeres chinas cambian sus rutinas de belleza aproximadamente una vez cada dos meses o más. En Estados Unidos sólo un tercio de las mujeres hace eso, y en Reino Unido el porcentaje baja hasta el 29%.

Las mujeres asiáticas están dispuestas a compartir información, incluso si es privada, para un mejor trato, según encontró el estudio de McCann. A nivel global, el 37% de los consumidores caen en una categoría llamada ‘compradores inteligentes’, que son más propensos a registrarse con tarjetas de fidelización y a ofrecer datos personales a cambio de ofertas especiales y recompensas. En Asia el número de personas dentro de este grupo se dispara especialmente en Japón (60%) y Hong Kong (54%).

El mito sobre que las mujeres no están interesadas en la tecnología es más falso en Asia que en ninguna otra parte del mundo. En general, el 56% de las asiáticas entre 16 y 22 años de edad preferirían renunciar a su sentido del olfato que a su tecnología personal. En India y China estas cifras alcanzan el 70%.

Para las mujeres asiáticas, el canal online es un medio más para construir su identidad personal. Para el 40% de todas las personas alrededor del mundo es ‘importante construir una imagen positiva de uno mismo en la red’. En la India, este número es del 70%. En Asia, las mujeres de  forma abrumadora piensan que crear una vida online es clave para aprovechar las oportunidades que se les presentan.

 

El iPhone 5 contagiará de su euforia también a la economía estadounidenseAnteriorSigueinte¿Por qué los hombres son incapaces de adaptarse al nuevo mundo?

Contenido patrocinado