Tendencias

Melania Trump blinda su nombre y su imagen ante el lucro comercial en Eslovenia

melaniaSi de algo puede presumir la familia Trump es de haber creado una auténtica fortuna a base, no solo de sus negocios sino de lo que se ha convertido ya en una marca. Y es que, las particularidades de este clan suponen un verdadero reclamo marketero que protegen como oro en paño.

Así, lo demuestran las últimas acciones que la que será pronto la primera dama de Estados Unidos, Melania Trump, ha emprendido contra algunas compañías que han utilizado su imagen y nombre como reclamo publicitario para sus productos.

La popularidad de la ex modelo ha dado lugar a que en su país de origen, Eslovenia, hayan surgido todo tipo de iniciativas como la creación de líneas de productos como pasteles, golosinas, zapatos o lencería que hacen referencia a la mujer del magnate.

3aefae2f00000578-3994496-image-a-12_1480705499656

Incluso hay quien asegura que son artículos que usa o recomienda la propia mujer del magnate o que la miel que vende una compañía procede de los jardines de Melania.

3aec697f00000578-3994496-image-a-17_1480705585604

Dado este boom comercial a costa de su imagen, la eslovena ha decidido marcar territorio a través de sus abogados que, a través de un comunicado han advertido, según sus propias palabras, de la prohibición de utilizar el nombre o la imagen de su representada con fines comerciales sin previa autorización.

3aefac6500000578-3994496-image-a-13_1480705530233

Así, aunque los abogados de Melania Trump aseguran que, de momento, no tomarán acciones legales contra ninguna de estas compañías, sí lo harán en el futuro pues a partir de ahora, su nombre es una marca registrada.

3aec700200000578-3994496-image-m-65_1480707309501

Una noticia que ha generado todo tipo de comentarios en las redes sociales con usuarios defendiendo el uso de su nombre pues, supone un acto de alabanza hacia la ex modelo de un país que ya tiene por ciudadana ilustre.

Te recomendamos

#Highway2Sales

NH

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir