Tendencias

¿La Generación Z es tan diferente a sus predecesoras?

Menores e internet: radiografía de la Generación Z

¿La Generación Z hace un uso responsable de internet y las redes sociales? ¿Son tan diferentes en realidad de las generaciones anteriores? Puede que lo único que les distinga sea el contexto digital.

Generación ZDesde el punto de vista de cualquier amante del pasado, cualquier tiempo anterior fue mejor y los jóvenes de ahora son muy distintos a los de antes. Pero, ¿realmente es así? La Generación Z parece, ciertamente, muy diferente. Se pasan la mayor parte del día pegados a sus dispositivos móviles, navegando en las redes sociales y chateando en aplicaciones de mensajería instantánea.

Pero los intereses detrás de todas estas interacciones son los mismos, lo que ha cambiado es la forma. Antes se copaba el teléfono fijo de la casa de los amigos y ahora se utiliza la mensajería. "La finalidad de los adolescentes entonces como ahora era buscar un espacio de socialización. Hoy tienen el WhatsApp, una herramienta con sus pros y sus contras, pero estupenda para poder estar en contacto continuo con sus iguales", señala Maialen Garmendia, socióloga y profesora de la Universidad del País Vasco dedicada durante doce años a estudiar el uso de Internet por parte de los menores.

Garmendia ha dirigido el último informe Net Children Go Mobile para España, que muestra tanto los riesgos como las oportunidades de internet y de los dispositivos móviles para los adolescentes, según El Mundo.

Esta nueva generación tiene algo bueno con respecto a hace unos años, según apunta esta profesora, puesto que "en sus grupos de WhatsApp, generalmente todas las personas son conocidas. Hace años nos encontrábamos en las entrevistas con adolescentes que te decían que tenían 500 amigos en Facebook o en Tuenti".

El concepto de privacidad, señala, ha cambiado de la misma manera que se genera cierta sobreexposición a las redes sociales, especialmente Instagram. "De la misma manera que les decimos que no hablen con desconocidos en la calle, tenemos que aconsejarles sobre cómo usar las redes sociales. Hay casos desafortunados, claro, pero suelen tomar precauciones y no aceptan contacto en la vida real con extraños".

"Hay que trabajar la resiliencia y no magnificar los riesgos. Un ejemplo es el sexting (cuando comparten fotos insinuantes). Una colega británica me decía que es como el antiguo cuarto de las bicicletas, son sus pequeños descubrimientos sexuales. Pero tienen que ser conscientes de qué ocurre cuando esa imagen se difunde más allá de su destinatario, cómo el efecto puede ser terrible", añade.

Asimismo, se ha producido un aumento exponencial del bullying, pero una de sus causas es la mayor concienciación existente al respecto, cuando antes este tipo de comportamientos se banalizaban como travesuras. Además, ahora los jóvenes de la Generación Z "saben cómo reaccionar".

Te recomendamos

A3

ADN

Recopilatorio

Enamorando

Compartir