Tendencias

Michelle Obama: así se ha convertido la primera dama en la mayor marketera de EEUU

michelle obamaLa industria publicitaria y marketera siempre ha sido vista por el público como un sector malvado que, a través de engaños y artimañas poco éticas, trata de ganarse el bolsillo de los consumidores.

Y, en cierto, modo es así pues, al fin y al cabo el objetivo es generar ventas en los productos.

Sin embargo, el marketing, dependiendo de cómo se use, puede ser un arma poderosa para la concienciación social sobre diferentes causas.

Así, ONG’s y demás instituciones han lanzado numerosas campañas con el objetivo de generar awareness en el público y lo han hecho en clave digital, desde las plataformas más populares y con el lenguaje adecuado.

Pero quizás una de las mayores campañas de marketing de los últimos tiempos la haya llevado a cabo la primera dama estadounidense, Michelle Obama.

Desde que en el año 2010 se propusiera cambiar los hábitos alimenticios de la población americana con el programa “Let’s Move!”, no ha dejado de lanzar iniciativas y proyectos recurriendo a la participación ciudadana, las redes sociales y los medios más seguidos en EEUU.

Y, lo cierto es que los resultados han sido espectaculares con 50 millones de visitas a la web del gobierno ChooseMyPlate en donde se informa sobre hábitos saludables, la creación de huertos urbanos y un incremento de más del 50% en verduras como la col.

Y todo esto ha sido posible gracias al gran despliegue marketero que Michelle Obama y sus colaboradores han llevado a cabo en los últimos seis años.

Así, mediante colaboraciones con influencers y personajes conocidos, acuerdos entre el sector público y privado y la mejora del acceso de los ciudadanos a productos más saludables, se han enfrentado a uno de los mayores problemas sociales del país.

Pero esto no bastaba, pues, para llegar verdaderamente a los consumidores y sobre todo, a los niños, era necesario comunicarse con ellos a través de iniciativas interactivas, relevantes y con mensajes inspiradores.

Así, la instalación de un huerto en el jardín de la Casa Blanca por parte de un grupo de estudiantes locales consiguió acaparar la atención mediática y, en consecuencia, abrir el debate sobre la escasa información que existía en ese momento sobre una alimentación correcta.

A esto le siguieron las apariciones de Michelle Obama en los programas infantiles y familiares de mayor audiencia de la televisión americana.

Pero había muchos más retos, sobre todo teniendo en cuenta que de los 2.000 millones de dólares invertidos en publicitad de alimentos dirigidos a la audiencia joven, solo el 1% se orienta a promocionar el consumo de frutas y verduras.

Personalidades del mundo del deporte o el cine como Steph Curry, Jessica Alba o Cam Newton participaron en diversas campañas para concienciar sobre la importancia de una alimentación sana desde una perspectiva inteligente, divertida y original que logró convencer al público.

Una vez conseguida la visibilidad mediática, las iniciativas atravesaron la pantalla para instalarse en las vidas de los consumidores con proyectos en más de 29.000 supermercados que dieron lugar a un aumento de las ventas de frutas y verduras junto con la mejora de la información nutricional de más de 800.000 productos así como las porciones correctas que deberían consumirse.

De esta manera, la tasa de obesidad infantil ha dejado de crecer por primera vez en décadas y, se debe principalmente a las herramientas de marketing que tantas veces son demonizadas por la audiencia pero, que al fin y al cabo, dependen, como todo, del uso que se les dé.

Te recomendamos

Cannes

Regalos Ecology

Experiencias

Atresmedia

Compartir