Tendencias

A esta conclusión llegan los profesores Strebulaev y Gornall

Casi la mitad de las compañías denominadas unicornios podrían no serlo realmente

Casi la mitad de los unicornios, compañías privadas que superan los 1.000 millones de dólares en el mercado privado, podrían tener un valor real inferior a dicha cifra. A esta conclusión han llegado los profesores Ilya A. Strebulaev, de la Universidad de Standford, y Will Gornall, de la Universidad de British Columbia. Estos profesores advierten de que, si se tienen en cuenta los acuerdos paralelos con ciertos inversores, su valor real caería hasta la mitad, según han señalado en The New York Times.

"Estas estructuras financieras y sus implicaciones en la valoración de estas entidades pueden ser confusas y malinterpretadas, incluso por expertos financieros sofisticados", expresan los profesores en su informe, según elEconomista.es. Strebulaev y Gornall describen a la mayoría de inversiones privadas como "cajas negras", con grandes repercusiones para entidades como T. Rowe Price y BlackRock. Dichas entidades han invertido en los llamados unicornios en representación de otros inversores menores.

Además, los grandes fondos mutuos no estarían ayudando en absoluto a encontrar el valor real de las compañías. "Las acciones emitidas por estas entidades a los inversores difieren sustancialmente, no solo entre los distintos unicornios, sino también entre las diferentes rondas de financiación de una sola compañía, emitiendo diferentes clases de acciones que generalmente cuentan con flujos de efectivo y derechos de control distintos".

Strebulaev, que ha revisado contratos entre diferentes rondas de recaudación de fondos por los unicornios ha llegado a la conclusión de que la sobrevaloración es consecuencia de la utilización de contratos sofisticados que benefician a algunos inversores en perjuicio de otros inversionistas. Además, las personas que trabajan para las empresas no conocen que el valor de las opciones ofrecidas puede tener poco que ver con el valor general.

Algunas de las compañías que forman parte de los denominados unicornios son Uber, con un coste de 62.500 millones de dólares, Airbnb, con unos 31.000 millones, o Pinterest, con 12.300 millones de dólares.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir