líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Tendencias en MarketingLos modelos de suscripción ganan fuelle

Los pujantes modelos de suscripción o el ocaso de la antediluviana propiedad privada

De acuerdo con un reciente estudio global de Zuora, el 78% de los consumidores adultos dice tener activado al menos un servicio de suscripción.

Los modelos de suscripción (que no se circunscriben ni mucho menos a los ubicuos servicios de vídeo en streaming como pudiera parecer a bote pronto) amenazan con dar la puntilla a la propiedad privada tal y como la conocíamos hasta ahora. No en vano, los consumidores se están arrodillando con sumo fervor frente al altar de los modelos de suscripción.

De acuerdo con un reciente estudio global de Zuora, el 78% de los consumidores adultos dice tener activado al menos un servicio de suscripción. Y no solo eso. Tres cuartas partes de los consumidores admite que en el futuro se suscribirán a más servicios dejando en un segundo lado la propiedad privada (y siendo así dueños de menos artículos de naturaleza física).

El porcentaje de adultos que se han rendido ya a los encantos de los modelos de suscripción ha pegado el estirón desde 2018, cuando solo el 71% de los consumidores había apostado por esta fórmula.

Estados Unidos está, de todos modos, ligeramente por encima de la media global. El 82% de los estadounidenses disfruta a día de hoy de un servicio de suscripción (frente al 79% de 2018).

La pandemia ha dado fuelle a los modelos de suscripción

La pujanza de los servicios de suscripción se observa en áreas como el «delivery» de alimentos (30% en 2020 vs. 26% en 2018), la música (33% vs. 29%) y el vídeo bajo demanda (53% vs. 46%). A los modelos de suscripción les ha venido indudablemente de perlas la pandemia del COVID-19, gracias a la cual han tomado impulso en los últimos meses.

A la hora de decantarse por los modelos de suscripción como alternativa a la propiedad privada el consumidor hace valer particularmente la conveniencia. El 42% de los consumidores confiesa que la conveniencia es un plus a la hora de apostar por los modelos de suscripción. En 2018 esta proporción era ligerísimamente menor, de un 41%.

Otro de los beneficios solapados a los modelos de suscripción es el ahorro de costes. El 35% de los consumidores cita este factor (frente al 32% de 2018).

Cuando se decanta por los modelos de suscripción, el consumidor se siente además más conectado a la empresa que le brinda este servicio. Comparando las suscripciones direct-to-customer (DTC) que ofrecen algunas compañías con los compras aisladas, el 64% de ls consumidores dice tener una mayor conexión con las empresas que ponen a sus disposición servicios de suscripción.

Por otra parte, el 72% de los consumidores prefiere pagar en función de lo mucho o poco que utilice un producto o servicio a abonar una tarifa fija.

El 76% de los consumidores pone asimismo en valor el bienestar que le procura el menor impacto medioambiental vinculado a los modelos de suscripción (en comparación con la propiedad privada de productos y servicios).

Esta marca crea una nauseabunda cerveza que marida a la perfección con el cambio climáticoAnteriorSigueinteMcDonald’s lanza una nueva colección de libros con su menú infantil coincidiendo con el Día del Libro

Noticias recomendadas