Tendencias

Naciones Unidas pide la regulación de la publicidad de comida basura para promover una alimentación sana

Los alimentos ricos en grasas y azúcares son varias veces más baratos que las frutas y verduras según quejas de Naciones Unidas. Desde la organización quieren aumentar los impuestos y limitar la publicidad a estos alimentos. Una parte de la población mundial pasa hambre y la otra come demasiado y de forma poco saludable, dos fenómenos estrechamente vinculados a las subvenciones a la industria alimentaria. Estas son las conclusiones del informe de Olivier de Schutter sobre la alimentación recogido en Welt Online.

De Schutter reclama la abolición de las subvenciones a la industria agraria que sólo repercuten en el abaratamiento de las bebidas azucaradas y comida basura frente a los alimentos frescos. También se quiere poner trabas a la publicidad de la industria de la comida basura, regulando el marketing de alimentación, especialmente cuando está dirigido a niños.

Los sistemas de alimentación se califican como profundamente disfuncionales por de Schutter además de los costes generados por la incapacidad de regular los aspectos relacionados con la salud de la industria alimentaria. El aumento de la producción de alimentos no garantiza el acceso a los países menos desarrollados. Las subvenciones llevadas a cabo por gobiernos y organismos internacionales han acabado beneficiando a los grandes productores de soja, aceite, azúcar y carne, los ingredientes básicos de patatas fritas, galletas y chocolate. Olivier de Schutter no predica desde una posición contraria a la industria sino que argumenta que el consumidor paga impuestos por tres veces por una vida poco sana: las subvenciones, los costes de marketing del sector y los sistemas de salud.

Te recomendamos

A3

ADN

Navidad

Recopilatorio

Enamorando

Compartir