Tendencias

No hay malas ideas, sólo ideas que no funcionan

No hay malas ideas, sólo ideas que no funcionanA la hora de hablar de las ideas, se suele poner todo el acento en las ideas que triunfan, pero ¿qué sucede con las ideas que fracasan? En realidad, las ideas que terminan siendo un fracaso también son importantes, y no tanto por el daño que éstas ocasionan, sino por el daño que causan aquellos que las manejan.

Probablemente la peor idea más famosa en la reciente historia de los negocios la puso en práctica Coca-Cola hace casi 20 años. Viendo que Pepsi le ganaba terreno y que la Coca-Light, con un sabor distinto a la tradicional Coca-Cola, era cada vez más popular, Coca-Cola decidió que había llegado el momento de actualizar el sabor del refresco más famoso del mundo.

Coca-Cola orquestó una gigantesca campaña de marketing para el nuevo sabor de su refresco fuera todo un éxito, pero resultó siendo todo lo contrario. Los clientes de Coca-Cola estaban tan ligados emocionalmente al viejo sabor de la popular bebida que desataron una tormenta de críticas contra la marca que se había empeñado en cambiarlo. Y ello se dejó notar en las ventas.

Afortunadamente, los directivos de Coca-Cola reconocieron a tiempo su error y volvieron a lanzar el refresco original de Coca-Cola junto con su nueva versión. Las ventas de la nueva bebida cayeron en picado, mientras que las del refresco tradicional comenzaron a subir otra vez. Coca-Cola tuvo, por lo tanto, una mala idea, pero supo manejarla con suficiente tino como para que el daño ocasionado fuera mínimo.

Cuando una idea parece buena y termina implementándose, termina desarrollándose un estrecho vínculo con ella. Cuando la idea no funciona y los análisis muestran que tiene en realidad pocas probabilidades de hacerlo, es difícil dejar la idea de lado. Es aún más complicado cuando se ha invertido dinero en esa idea. Existe siempre la tentación de mantenerla para recuperar la inversión. Sin embargo, cuando una idea no funciona y hay evidencias de que no funcionará, lo mejor es abandonarla y comenzar a contabilizar pérdidas. Agarrarse a una idea que no funciona es a la larga mucho más caro que permanecer fiel a ella, explica Jeffrey Paul Baumgartner en Design Taxi. ¿Qué hubiera pasado si Coca-Cola hubiera permanecido fiel a su idea hasta el final y no hubiera vuelto a lanzar el refresco original que sus clientes le pedían?

Coca-Cola cometió un error, pero aprendió de ese error. Aprendió que el sabor de su refresco más famoso era tan sagrado para el cliente que de nada servía ofrecerle una alternativa, aun cuando esta alternativa fuera mejor.

Una mala idea se tornó en una gran lección para una gran marca. Y fue así porque Coca-Cola supo manejar adecuadamente esa mala idea.

Decir que podemos aprender más de los fracasos que de los éxitos parece un tópico, pero es completamente verdad. Cuando una idea fracasa, es importante entender por qué lo ha hecho. En ocasiones, es obvio, como en el caso de Coca-Cola. En otras, no está tan claro. A menudo, estamos tan aferrados a una idea que es complicado ver por qué ésta no funciona. En este caso, lo mejor es contemplar la idea desde fuera y determinar que ha fallado en ella.

Por otra parte, es importante no castigar a la persona responsable de una idea que ha fracasado. Forma parte de la naturaleza humana intentar echar la culpa a alguien. Cuando se culpa a alguien de algo, también se le reprende. Desafortunadamente, la reprimenda no hace sino reprimir las ganas de aportar nuevas ideas a la organización de la persona a la que se reprende. Como consecuencia, la organización pierde un importante caudal de ideas creativas.

Además, dentro de una organización, para la aceptación de una idea se necesitan varias personas. Y para su implementación, aún más. En este sentido, convertir a una única persona en “chivo expiatorio” nunca es la estrategia adecuada.

Lo mejor es involucrar a la persona que origina una idea que termina fracasando en la evaluación de por qué dicha idea no ha funcionado. Al fin y al cabo, una mala idea puede terminar siendo el germen de una gran idea.

Te recomendamos

#Highway2Sales

NH

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir