Tendencias

¿Pronosticaron realmente el coronavirus Dean Koontz y su libro?

¿El Nostradamus de 1981? El "bestseller" que (no) predijo el coronavirus hace casi 40 años

Los ojos de la oscuridad, una novela publicada originalmente en 1981, se ha convertido en el objeto de deseo de no pocos bibliófilos (y amantes de las teorías conspirativas) por predecir supuestamente el coronavirus.

los ojos de la oscuridadUna novela escrita hace casi 40 años por el escritor estadounidense Dean Koontz se está convirtiendo cuatro décadas después en un auténtico "bestseller". Y hay un buen motivo para ello (o ese parece). De acuerdo con los amantes de la teorías conspirativas, este libro se adelantó hace casi cuatro décadas al coronavirus que ha sumido hoy en el caos a medio mundo.

El currículum de Dean Koontz por absolutamente apabullante. "Sus libros están publicados en 38 idiomas y ha vendido más de 500 millones de copias hasta la fecha", asegura su página web. Por si fuera poco, 14 de sus novelas se han situado en el número uno de la lista de "bestsellers" de The New York Times.

Una las múltiples novelas salidas de la pluma de Koontz, de 74 años ha conseguido encaramarse de nuevo a la lista de los libros más vendidos. Hablamos de Los ojos de la oscuridad, publicada originalmente en 1981.

El libro narra la historia de Tina Evans, que presa de angustiosas pesadillas, está convencida de su hijo está muerto. Su vástago vive en calidad de prisionero en un laboratorio experimental donde es utilizado como cobaya humana para llevar a cabo experimentos científicos con un nuevo virus letal.

¿Paralelismos con el coronavirus? Todo es cuestión de echarle imaginación al asunto

Se da la circunstancia de que el virus letal de marras se llama "Wuhan-400" y debe su denominación a que se desarrolló en un laboratorio chino especializado en armas biológicas en las inmediaciones de Wuhan, la ciudad donde se originó precisamente el actual COVID-19.

Para los aficionados a las teorías conspirativas Los ojos de la oscuridad constituye un auténtico festín. En las redes sociales muchos claman que Koontz es una especie de oráculo que predijo hace ya 40 años el coronavirus.

Quienes defienden que Koontz es una suerte de Nostradamus aportan más evidencias (inevitablemente abstrusas). Sumando los dígitos del año en que se publicó la novela, 1981, el resultado es 19. Y el coronavirus se originó casualidades de la vida en China en diciembre de 2019.

Algunos van más allá y subrayan que el virus "Wuhan-400" se menciona por primera vez en el libro en el capítulo 39, cuyos dígitos sumados dan como resultado 12 (el equivalente a diciembre).

Una página en concreto de la novela (la número 250 en las ediciones más recientes) ha avivado particularmente la imaginación de los teóricos de la conspiración. En esta página el científico estadounidense Carl Dombey habla de un colega disidente chino llamado Li Chen que voló a Estados Unidos con un disquete en el que estaban alojados datos sobre el arma biológica más importante y peligrosa desarrollada por China hasta la fecha. Esa arma biológica no es otra que el virus "Wuhan-400".

En la novela se describe al virus "Wuhan-400" como el "arma perfecta". "Afecta solo a los seres humanos. No puede transmitirse a otro seres vivos. Como la sífilis, 'Wuhan-400' solo pueden sobrevivir un minuto fuera del organismo humano, por lo que no puede contaminar de manera permanente objetos y lugares enteros, como sucede con el ántrax y otras bacterias tóxicas. Y si el portador del virus fallece, el virus 'Wuhan-400' muere también poco después de la temperatura del cadáver caiga por debajo de los 20 grados".

Quienes se contagian del virus "Wuhan-400"  pueden potencialmente infectar a otras personas apenas cuatro horas después de entrar en contacto con el virus. Y una vez infectadas, las personas no viven más allá de 24 horas. La mayoría muere a las 12 horas. El virus "Wuhan-400" mata al 100% de aquellos a los que contagia, según la novela.

El coronavirus, sin embargo, tiene una mortalidad de apenas un dígito y al parecer su origen está en los murciélagos. Así y todo, los fanáticos de las teorías conspirativas aseguran que Koontz manejaba ya por 1981 información confidencial que quiso volcar en Los ojos de la oscuridad.

En la primera edición del libro el virus "Wuhan-400" se llamaba en realidad "Gorki-400"

Los teóricos de la conspiración parecen obviar también el hecho de que en la primera versión novela publicada en 1981 no era China la villana a batir sino la antigua Unión Soviética. Y el virus "Wuhan-400" se llamaba en realidad "Gorki-400" (en alusión a Gorki, una localidad situada al este de Moscú).

Después de cayera el telón de acero y se relajara la relación entre Estados Unidos y la antigua URSS, Koontz decidió realizar cambios en su novela y convertir a China en el enemigo.

A la histeria colectiva ha contribuido además otra circunstancia: que algunos hayan atribuido al libro de Koontz una frase extraída en realidad de otra obra sobre predicciones absolutamente disparatadas basadas en el calendario maya: "En 2020 una grave enfermedad similar a la pulmonía se diseminará por todo el globo atacando los pulmones y los bronquios y se resistirá a los tratamientos habituales". Algunos posts en Facebook aseguran (falsamente) que esta pasaje procede de Los ojos de la oscuridad.

Pese al revuelo provocado por su novela, Koontz no se ha pronunciado por el momento en torno a la supuesta profecía alojada en Los ojos de la oscuridad. Y eso que sus palabras ayudarían a muchos a recuperar el juicio.

Pese a que los paralelismos entre el virus "Wuhan-400" y el coronavirus son más peregrinos que otra cosa, lo cierto es que muchos quieren hincar el diente al libro de marras, disponible a día de hoy únicamente en inglés. Los ejemplares de única edición en español de la novela se comercializan en eBay por hasta 400 euros (síntoma más que evidente del interés que suscita la obra de Koontz).

Te recomendamos

FOA Madrid 2020

Hootsuite

Outbrain

Adecco

Compartir

Centro de preferencias de privacidad

Navegación

Estas cookies permiten que el Sitio Web funcione correctamente por lo que son esenciales para que el Usuario pueda usar todas las opciones del Sitio Web y pueda navegar y utilizar las funciones de la misma con normalidad.

Advertising

Analíticas

Estas cookies recopilan información anónima de manera estándar sobre la navegación del Usuario y sus patrones de comportamiento. La información recogida mediante las cookies analíticas es utilizada para la elaboración de perfiles de navegación de los Usuarios de este Sitio Web, con el fin de introducir mejoras en nuestro servicio.

__utma, __utmz, __utmb
__utma, __utmz, __utmb

Other