Tendencias

ORDENADORES CON PREFERENCIAS DE MARCA PROPIAS

Los ordenadores están cobrando vida. Poco a poco, se están convirtiendo en consumidores con opiniones y gustos propios. Según un artículo publicado en Advertising Age, los científicos reconocen que cuando un sistema se vuelve complejo, adopta una especie de mentalidad y hay evidencias de que tanto Google como Yahoo y MSN están formando por sí mismos preferencias de marca rudimentarias en las raíces de sus programas informáticos. En otras palabras, el papel de estos buscadores con respecto a la publicidad está cambiando; están abandonando su función de informadores imparciales para dibujarse como ‘seres’ con capacidad de influencia. Y los profesionales del marketing deberán aprovechar esta evolución y pensar en la web como un segmento de consumidores con su propia conciencia de marca.

La web, en sentido amplio, muestra un comportamiento que trasciende al contenido de los sitios individuales. Por eso, los profesionales del marketing deberán aprovechar esta evolución y pensar en ella como un nuevo target con su propio conocimiento de marcas. Entonces, ¿qué se le pasa a Google por la cabeza? Pues, por ejemplo, piensa más en Subaru que en Toyota. Al menos, en el momento en que se hizo este experimento. Si en su nuevo servicio Google sets, que muestra listas de conceptos relacionados, el usuario escribía Subaru, la lista sumaba 14 marcas. Sin embargo, sólo asociaba 10 marcas al nombre de Toyota. Lógicamente, su ‘cerebro’ está influenciado por los patrocinios y otras formas de optimización de los motores de búsqueda que las marcas emplean, pero el artículo de Advertising Age insiste en que cada vez será más difícil conquistar la mente de los buscadores mediante estas estrategias convencionales.

Las agencias de publicidad tendrán que idear nuevas formas de ‘configurar’ el comportamiento de los ordenadores, que también puede afectar a las decisiones de compra restando participación al consumidor. ¿Cómo? Un ejemplo. Debido a que la web va más allá de los propios ordenadores, en el futuro, su GPS podría planearle una ruta de viaje basándose, en parte, en sus preferencias de marca. Suponga que sale de su garaje dispuesto a disfrutar de la barbacoa que se está preparando en el jardín de su amigo. Pero antes debe comprar unas barras de pan. No hay tráfico en las carreteras; a dos kilómetros de su casa hacia el este y a dos kilómetros de la de su amigo, hay un supermercado. Pero a dos kilómetros de su casa hacia el oeste y a la misma distancia de la de su amigo, hay una tienda de productos integrales. ¿Qué preferirá su GPS?

Te recomendamos

Cannes

Mundial

Regalos Ecology

Experiencias

Atresmedia

Compartir