Tendencias

En uno de los valles más ricos del planeta algunos pasan hambre

La paradoja de Silicon Valley: a 1 de cada 4 residentes le acecha la sombra del hambre

La paradoja de Silicon Valley: a 1 de cada 4 residentes le acecha la sombra del hambreAunque Silicon Valley se precia de ser una de las regiones más ricas sobre la faz de la Tierra, en el valle más tecnológico del planeta la amenaza del hambre es alarmantemente elevada. Así lo concluye al menos un reciente estudio de Second Harvest Food Bank.

El 26,8% de las personas (más de 700.000 residentes) que tienen su residencia en las inmediaciones de la zona donde tienen su sede empresas como YouTube, Facebook, Google, Yahoo!, eBay y Apple no puede permitirse el lujo de alimentarse de manera adecuada, según pública The Guardian.

Este elevado porcentaje de personas renuncia deliberadamente a ciertas comidas, echa mano de los bancos de alimentos, pide préstamos y retrasa el pago de facturas para poder comprar comida.

Casi una cuarta parte de los afectados son familias con niños. “Es lo que denominamos la paradoja de Silicon Valley”, explica Steve Brennan, director de marketing de Second Harvest Food Bank.

En Silicon Valley, donde una cuarta parte de la población está amenazada por el hambre, existe paradójicamente una cultura “foodie” que resulta carísima para los bolsillos. En algunos restaurantes hay quienes se gastan hasta 600 euros por menú para meterse entre pecho y espalda lujosas delicias como variantes de pescado sazonado con oro auténtico. Y en ciertos establecimientos una hogaza de pan gourmet puede llegar a costar 29 dólares.

No obstante, y pese a lo carísima que resulta la comida en Silicon Valley, la mayor parte de las compañías allí afincadas ofrecen menús totalmente gratuitos a sus empleados. ¿La paradoja? Que muchos de quienes trabajan en los restaurantes de empresas como Facebook y compañía tienen dificultades para alimentarse apropiadamente.

Con el boom de las empresas tecnológicas en Silicon Valley los costes para los que allí residen se han multiplicado de manera exponencial durante los últimos años.

Desde que finalizara la recesión, y pese a la recuperación de la economía “techie” afincada en Silicon Valley, la demanda de los servicios prestados por Second Harvest Food Bank se ha incrementado en un 46%.

Sólo en San José, la ciudad más grande de Silicon Valley, hay 4.000 personas sin hogar. En el distrito de Santa Clara el precio medio de las viviendas ha aumentado en los últimos años hasta los 1,1 millones de dólares.

Ante el elevado coste de la vida en Silicon Valley algunas empresas han comenzado a construir sus propios bloques de viviendas para que empleados menos adinerados como conserjes, cocineros y personal de limpieza puedan vivir en las inmediaciones de su lugar de trabajo.

Te recomendamos

México

2boca2

podcast

A3media

Compartir