Tendencias

"Caso Cabify"

Pedro Sánchez, presidente de la contradicción, pero no de los emprendedores

Las palabras del presidente del Gobierno en el South Summit 2018 sobre España como "nación emprendedora" contrastan con las decisiones de su Ejecutivo.

Pedro Sanchez

El pasado 28 de septiembre el Consejo de Ministros aprobaba el Real Decreto Ley por el que se regulará la actividad de los vehículos de transporte con conductor (VTC).

El popularmente conocido como “decreto Ábalos” (en honor al ministro de Fomento José Luis Ábalos), parece haber calmado las exigencias de los taxistas, pero ha puesto en jaque a un sector con licencias valoradas en 875 millones de euros, según los datos ofrecidos por Expansión.

Una decisión que deja en una difusa situación el futuro de grandes compañías como Uber y Cabify. A pesar de que el Ministerio de Fomento ha asegurado que la solución a los problemas del sector será equilibrada, lo cierto es que las declaraciones realizadas por Pedro Sánchez no han hecho más que sembrar nuevas dudas.

El presidente del Gobierno presentaba en el South Summit 2018 a España como un país que apuesta por las ideas innovadoras y los emprendedores. Tal y como recogen en el diario El Mundo, Sánchez reconoce que las instituciones públicas tienen mucho que hacer para no ser vistas como un “obstáculo”.

“En la política pensamos en el día a día, pero tenemos que poner las luces largas y pensar en el medio plazo por el bien de nuestro país (…) Queremos escucharos (…) La política tiene más que ver con el hacer que con el decir. Si se dicen las cosas, que se hagan”, expresaba el presidente del Gobierno ante los emprendedores presentes en la gran cita de la innovación.

Unas alentadoras palabras que chirrían con la forma en la que él y su Ejecutivo han solventado el ya largo conflicto entre el sector del taxi y compañías como Uber y Cabify.

“Estamos preocupados y parece una contradicción que se quiera impulsar una nación emprendedora y al mismo tiempo se haya aprobado un decreto exprés que limita las posibilidades de elección de los ciudadanos, lastra el crecimiento de una startup cuando lo que se dice es que se quiere que crezcan, destruye empleo y desincentiva la inversión en movilidad sostenible”, manifiesta en El Mundo el consejero delegado de Cabify, Juan de Antonio.

El discurso de Sánchez resulta contradictorio. La respuesta de su Gobierno a la crisis ha conseguido contentar al sector del taxi al establecer que los VTC con licencia estatal podrán prestar servicios exclusivamente interurbanos (no pueden prestar servicio dentro de las ciudades dentro de cuatro años). Un movimiento que nos deja un escenario en el que la prestación de los servicios dentro de las ciudades pasa a depender de las comunidades autónomas y los ayuntamientos.

“Creemos que el decreto ley aprobado podría tramitarse como proyecto de ley, primero porque no hay urgencia real en aprobarlo, y segundo porque permitiría un debate a fondo para encontrar soluciones para la movilidad, sensibles con el taxi, pero también con empresas españolas como Cabify que generan miles de empleos directos e indirectos”, apunta en la citada cabecera Juan de Antonio.

La incertidumbre ante el futuro se extiende en Cabify. El Financial Times la reconocido como una de las startups españolas con mayor proyección internacional. Cuenta con miles de empleados repartidos en una docena de países y las previsiones señalan que este año su facturación se situará por encima de los 750 millones de dólares.

Muchas startups han cerrado filas con filas con Cabify. No han sido pocos los emprendedores que han querido mostrar su apoyo a la empresa y de paso dejar claro al Ejecutivo de Pedro Sánchez que el “decreto Ábalos” no ha sido bien recibido.

Un movimiento que consideran que no ayuda a la expansión de las empresas nacidas al calor de los nuevos modelos de economía. Aquilino Peña, uno de los grandes inversores en este tipo de empresas, declaraba en El Español que “le daría vergüenza formar parte de este Gobierno”, puesto que lo que necesitan los emprendedores es ayuda y no decretos según sus palabras.

El Ministerio de Fomento ha dejado claro que tanto el sector de taxi como el de los VTC podrán convivir. Una conclusión que no convence a Cabify que cree que el Ejecutivo de Pedro Sánchez está actuando de forma contradictoria pudiendo afectar incluso a su expansión internacional.

Te recomendamos

#Highway2Sales

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir