Tendencias

PEKÍN 2008 CONVIERTE A LOS DEPORTISTAS EN ESTRELLAS DE LA PUBLICIDAD

Los Juegos Olímpicos no sólo proporcionan medallas a los deportistas. El valioso metal es tan sólo una parte de las ganancias que llegan a obtener en competiciones de tal envergadura, gracias a los contratos millonarios por publicidad. En esta ocasión el más cotizado es el nadador Michael Phelps, que se ha proclamado como el mejor deportista de la historia tras obtener 8 medallas de oro que, sumadas a las hasta ahora conseguidas, hacen un total de 14 medallas olímpicas. Conocedores de la influencia de las estrellas del deporte sobre los consumidores, las grandes marcas se rifan a Phelps como protagonista de sus campañas. Sus ganancias en concepto de publicidad se estiman en unos cinco millones de dólares al año, cifra que podría multiplicarse por seis, tras sus recientes éxitos, hasta alcanzar los 30 millones de dólares.

Más próximo a nosotros, se sitúa el español Rafael Nadal, quien se consolidó ayer como el número uno mundial tras enfrentarse al chileno Fernando González y hacerse con el oro. Al arrebatarle el número uno al suizo Roger Federer, su imagen se ha catapultado hasta tal punto que cada vez es más frecuente verle en televisión anunciando distintos productos.

Según un estudio realizado por Personality Media, Nadal es conocido por un 96% de los españoles frente al 76% que afirma conocer a Federer. En cuanto a la imagen de ambos tenistas, Rafa proyecta una imagen más moderna, pero Federer es considerado más elegante y atractivo. Finalmente, Nadal es más asociado con anuncios de automoción, alimentos saludables y alimentación en general, mientras que Federer lo es con anuncios de productos de moda, higiene, belleza y perfumes.

Te recomendamos

Energy Sistem

School

Podcast

BTMB18

Compartir