Tendencias

Por qué detrás de todo gran logo hay un gran psicólogo

logoLos diseñadores son en teoría los "padres" de los logotipos que vemos todos los días a todas horas en todas partes. Pero lo cierto es, para "parir" un buen logo, hay que también que ser un poco psicólogo.

Un logo no se crea única y exclusivamente para dotar de identidad visual a una determinada marca sino también para que ese logo, con un poco de suerte, se adose como una lapa al cerebro del consumidor. Y para lograrlo, hay que conocer al dedillo cómo funciona su materia gris.

El 93% de las decisiones de compra del consumidor se realiza en base a percepciones visuales. Y no sólo eso. El 84,7% de los consumidores cita el color como la principal razón para comprar un producto en particular y el 80% tiene el firme convencimiento de que el color incrementa notablemente el reconocimiento de marca.

Apoyándose en el color, tan decisivo en el diseño de un logo, es posible aumentar los niveles de comprensión de y aprendizaje del consumir en un 73% y un 68% respectivamente.

Para diseñar un buen logo hay que dominar, por lo tanto, la psicología del color. Con el color azul, estamos dando a entender al consumidor que nuestra marca es segura, sosegada, honesta y de confianza. Si nos decantamos, en cambio, por el color rojo para el diseño de un logotipo, estamos transmitiendo al consumidor emociones y valores como la energía, el amor, la acción y el apasionamiento. El color negro está asociado, por su parte, a la sofisticación, el lujo, la autoridad y la seducción, mientras que el verde les viene como anillo al dedo a marcas frescas, naturales y afectuosas.

Más allá de ser un experto en la psicología del color, para alumbrar un buen logo hay que utilizar una tipografía traslade al consumidor las emociones adecuadas. FedEx apuesta, por ejemplo, en su logo por una tipografía sin apenas espacios en caracteres y caracteres para poner al tanto al consumidor de la puntualidad de sus servicios.

Finalmente, un buen “psicólogo de logotipos” debe tener muy en cuenta la forma que va a dar al logo que tiene entre manos. Las formas circulares y ovaladas están asociadas a emociones como la amistad, el amor, la estabilidad y la resistencia. Los cuadrados y los triángulos están, por su parte, vinculados a valores como la fortaleza, la profesionalidad y la eficiencia.

Si quiere conocer más datos sobre la psicología que hay agazapada detrás de los logotipos, no deje de echar un vistazo a esta infografía de Colourfast:

info

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir