Tendencias en Marketing

El diálogo de tú a tú con el cliente es (también) cosas de jefes

Por qué los "jefazos" deben bajarse del pedestal para mirar de frente a los clientes

Para estrechar lazos con el cliente y ganarse en último término su confianza (y hacerlo a largo plazo) los "jefazos" deben mirar de tú a tú a los clientes (al menos de vez en cuando).

jefazosQuienes viajan a diario en transporte público son sabedores de que la experiencia no es siempre todo lo óptima que debería (debido a los retrasos y a las aglomeraciones en hora punta fundamentalmente).

Pero, ¿son realmente conscientes de tales problemas quienes dirigen las empresas de transporte público? ¿Acaso lo utilizan para ir al trabajo? En Bonn (Alemania) la compañía de transporte público de esta ciudad (SWB) ha querido conocer de primera mano los problemas con los que se topan en su día sus clientes y por eso su máxima responsable, Anja Wenmakers, y varios colegas del consejo de administración de la compañía se apostaron ayer en algunas de las estaciones más concurridas para hablar de tú a tú con los usuarios de los servicios de su compañía.

Con esta iniciativa, que volverá a repetirse el próximo jueves, SWB quiere entablar un diálogo directo con los transeúntes a fin de conocer de cerca sus problemas (y procurarles solución en último término).

swb

A primera hora de la mañana algunos pasajeros dieron cuenta a los directivos de SWB de los problemas que arrastra desde hace tiempo la línea 66 de tren ligero, cuyos trenes están provistos además de puertas defectuosas, según recoge General-Anzeiger.

Otro pasajero se lamentó de que iba a llegar probablemente tarde a su cita con el médico por culpa de los retrasos en su trayecto en autobús (lastrado lamentablemente por una avería). Tras escuchar a este transeúnte Jürgen Winterwerp, director de marketing de SWB, le informó de que podía hacer valer la garantía de movilidad de la compañía de transporte público de Bonn pone en manos de sus clientes. De acuerdo con esta garantía (poco conocida en realidad), si la demora supera los 20 minutos, el pasajero tiene derecho a desplazarse en taxi y a que le restituyan el dinero que cuesta este último desplazamiento.

Está claro que para ganarse la confianza del consumidor (o al menos reforzarla) los jefes deben bajarse de vez en cuando del pedestal.

Te recomendamos

Inspirational

Criteo

Informa

Samsung

Compartir