Tendencias

Los más jóvenes se desembarazan del hedonismo

Por qué los (no tan fiesteros) centennials han cortado amarras con el hedonismo

Ecológica, conservadora y menos hedonista que las generaciones precedentes, la Generación Z parece ser consciente de las brutales consecuencias del individualismo y por eso otorga más importancia a la comunidad.

jovenes

Autora de la imagen: Nuria Orive

El hedonismo, que era otrora el particular credo de los consumidores más jóvenes, es cosa del ayer. La juventud es en los tiempos que corren mucho más seria y comprometida. Así parece colegirse de un reciente estudio llevado a cabo en Alemania por SINUS Institute.

De acuerdo con el informe, que coloca bajo los focos a los jóvenes de entre 14 y 17 años, los centennials contemplan el futuro con optimismo bastante contenido (probablemente como consecuencia de la crisis del coronavirus). Además, entre los más jóvenes parece cundir la insatisfacción, una insatisfacción emparentada, eso sí, con áreas vitales muy concretas.

Aunque es un error contemplar a la Generación Z como un grupo homogéneo y más o menos monolítico, lo cierto es la mayor parte de los jóvenes parece otorgar particular importancia a valores como la familia, la lealtad, y la autodeterminación.

Sorprende, por otra parte, que los deseos con el foco puesto en el futuro de los más jóvenes sean naturaleza más bien burguesa. Muchos centennials aspiran a tener una casa y progenie en los años venideros.

A la hora de elegir una carrera profesional, los centennials conceden particular importancia a la diversión que les procura su trabajo, a la buena relación con sus colegas y a las oportunidades de conciliación. El salario es relevante a ojos de los más jóvenes, pero en modo alguno decisivo.

Si nos detenemos en las actividades de ocio de los más jóvenes, el deporte desempeña un importantísimo rol en las vidas de los más jóvenes, que los centennials practican motivados por factores como la salud, el ejercicio físico o la mera diversión.

El hedonismo está en un segundo plano para la Generación Z

Cuando no practican deporte, los más jóvenes se sienten particularmente cómodos invirtiendo su tiempo en compañía de sus amigos, si bien los momentos de soledad coadyudan también a su bienestar.

Desafortunadamente en el bienestar de los más jóvenes hay también algunas grietas, que se hacen particularmente profundas cuando los centennials se sienten lastrados por la falta de tiempo, por la presión para alcanzar el éxito y los miedos de naturaleza social.

En el área de la política hay un tema que baquetea con especial fuerza a los más jóvenes: el cambio climático. Liberar al castigadísimo planeta Tierra de las terribles consecuencias del cambio climático es a ojos de los centennials una de las labores más importantes de los políticos.

La gente joven está sumamente interesada en la protección del planeta y del clima, pero se siente simultáneamente huérfana de poder ante una política copada por los mismos "players" de siempre.

Quizás por ello más de la mitad de la Generación Z asocia la política con expresiones de naturaleza negativa, si bien los adultos son aún más críticos con los políticos.

En cuanto al coronavirus, aunque los más jóvenes no ocultan su honda preocupación por la pandemia, lo cierto es que la mayor parte la contempla como una crisis temporal que llegará a su fin tarde o temprano.

Ecológica, conservadora y menos hedonista que las generaciones precedentes, la Generación Z parece ser consciente de las brutales consecuencias del individualismo y por eso otorga más importancia a la comunidad y desea también mayores niveles de seguridad.

Te recomendamos

Living Marketing

EVO Banco

Outbrain

Adecco

Podcast

Compartir