líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

¿Portales que unen ciudades? No es magia, es tecnología (y una buena dosis de diseño)

Tendencias en MarketingImagen de "Portal", la escultura que une Vilna y Lublin

"Portal", el futurista proyecto que une ciudades

¿Portales que unen ciudades? No es magia, es tecnología (y una buena dosis de diseño)

La primera escultura nacida del proyecto "Portal" conecta Vilna, la capital de Lituania, con la ciudad polaca de Lublin.

Los últimos 18 meses han estado fuertemente lastrados por la soledad. Hemos visto muy poco a nuestros amigos y familiares y nos hemos quedado huérfanos del placer de viajar. Y aun cuando se están levantando poco a poco las restricciones solapadas a la pandemia, lo cierto es que seguimos privados de la posibilidad de viajar a una larguísima lista de países extranjeros.

Pero, ¿y si pudiéramos visitar otro país sin necesidad de desplazarnos en avión (o en cualquier otro medio de transporte alternativo)? ¿Y si existiera la posibilidad de conocer cara a cara a otras personas sin movernos de nuestro lugar de residencia?

En torno a estas y otras preguntas orbita precisamente un proyecto bautizado con el nombre de «Portal».

Desarrollada por el grupo de innovación social Benediktas Gylys Foundation y la Universidad Técnica de Gediminas (Lituania), «Portal» es una escultura inspirada en el universo de la ciencia ficción que nada tiene, no obstante, de ficticio porque es real como la vida misma.

Si no visualizas correctamente el vídeo embedded, haz clic aquí

Cuando el transeúnte se aproxima al imponente anillo de hormigón y acero, observa que «Portal» es en realidad una ventana que se asoma a otro lugar. La primera escultura nacida del proyecto «Portal» conecta Vilna, la capital de Lituania, con la ciudad polaca de Lublin. Y cando la gente mira a través del portal en Lublin, tiene enfrente a personas de Vilna (y viceversa).

«Normalmente la gente solo sonríe y saluda, pero en ocasiones tienen lugar también competiciones a uno y otro lado del portal entre parejas que se esfuerzan por lograr la forma de corazón más compleja con sus manos. Y a veces llegamos a asistir asimismo a competiciones de baile», explica Benediktas Gylis, el creador de «Portal», en declaraciones a Fast Company. «Incluso las personas más serias, aquellas que jamás parecen haber sonreído a nadie en toda su vida, comienzas a saludar a otras personas llenas de alborozo», añade.

«Portal» enfatiza todo aquello que une a los humanos, dejando en un segundo plano las diferencias

Con el proyecto, inspirado en los viajes del propio hacedor de «Portal», Gylis pretende hacer hincapié en la humanidad que nos une a todos (pese a nuestras diferencias).

De «Portal» llama particularmente la atención que, en el plano tecnológico al menos, su construcción no parece a merced de demasiadas dificultades. La escultura no es, al fin y al cabo, mucho más que una gran pantalla provista de una cámara para realizar videollamadas. Sin embargo, el diseño de «Portal» se la ingenia para trocar la tecnología más sencilla en una experiencia absolutamente refrescante.

El diseño de la escultura evoca, al fin y al cabo, historias de ciencia ficción como Stargate o La rueda del tiempo. Y la pantalla y la cámara imbricadas en «Portal» capturan además a las personas en tamaño real, lo cual contribuye a hacer mucho más real y genuina la experiencia. Por muy acostumbrados que estemos ya a las videollamadas, no lo estamos tanto a contemplar a quienes tenemos enfrente en tamaño real. Los vemos siempre con las hechuras mermadas por culpa de las dimensiones (inevitablemente reducidas) de nuestros smartphones y portátiles.

«Portal» se jacta además de ser uno de los pocos lugares digitales donde quienes allí aproximan pueden realmente conocer personas nuevas. En las videollamadas vía Zoom todo está programado, al fin y al cabo, mientras que en las redes sociales las personas a las que seguimos las conocemos en el mundo real o bien nos las sugiere un algoritmo.

«‘Portal’ te invita a conocer a personas que, según los algoritmos de las redes sociales, son incompatibles contigo», apunta Gylys.

Aunque hoy por hoy une solo dos metrópolis, en el futuro «Portal» podría llegar también (para unir para siempre) a Reikiavik (Islandia) y Londres (Reino Unido).

 

Danone "nutre" una sociedad más igualitaria, respetuosa y justa con su nueva campañaAnteriorSigueinte¿Tu marca está en mute?

Noticias recomendadas