Tendencias

Por qué ser productivo todo el tiempo es tan imposible como descabellado

productividadEn el universo “marketero” la productividad es el codiciado objeto de deseo de muchísimas personas, que llegan al extremo de obsesionarse con ser eficaces (y de no pensar en nada más).

¿El problema? Que la obsesión con el rendimiento laboral es habitualmente veneno en estado puro para la productividad. No se trata de ser productivo las 24 horas del día sino de serlo cuando toca de verdad ser la persona más eficiente del mundo.

En lugar de dejarnos la piel intentando ser 100% productivos desde que nos levantamos hasta que nos acostamos, debemos permitirnos el lujo de ser un poco menos productivos. Esta es en realidad la mejor fórmula para estar bien avenidos con la productividad.

Para ser más productivo (siendo paradójicamente menos productivo), eche mano de los trucos que disecciona a continuación Inc.:

1. Deje aparcado por un momento el “multitasking”
Tener la mente en múltiples cosas a la vez no le hará más productivo. Lo único que logrará concentrándose en varias tareas a la vez en ser menos productivo en diferentes áreas simultáneamente.

2. Trabaje a intervalos de tiempo
Entre actividad y actividad es sumamente importante tomarse un respiro Una método muy eficaz es, por ejemplo, la denominada “técnica pomodoro”, que consiste en dividir el tiempo dedicado al trabajo en intervalos de 25 minutos separados siempre por pausas.

3. Desconecte (y no se sienta culpable por ello)
Caminar, no conectarse a internet o simplemente no hacer nada obra auténticas maravillas en la productividad. ¿Por qué? Porque aunque no lo parece, cuando el cerebro descansa, sigue trabajando (y a bastante mejor ritmo que cuando está ocupado).

Te recomendamos

#Highway2Sales

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir