Tendencias

Programas de incentivos: los datos reales

Hoy vamos a hablar de los beneficios reales que puede obtener una empresa al implementar un programa de incentivos. No sólo sirve para motivar más y mejor a tu canal de distribución y a tu red de ventas, sino que puedes obtener mucho más.

A pesar de lo que mucha gente piensa, no es necesaria una gran inversión para llegar a cabo un programa de incentivos. De hecho, la inversión nunca supera el 0,32% de la facturación. Además, varias estadísticas determinan que las empresas que cuentan con un programa de incentivos llegan a aumentar en torno a un 15% durante el primer año.

Ventajas de un programa de incentivos

Una de las ventajas principales que se obtienen al llevar a cabo un programa de incentivos es la capacidad de seguir, de manera exhaustiva, tus ventas. Esto incluye un seguimiento a nivel general y específico de tus bienes y servicios. Gracias a este seguimiento, puedes comprobar qué bienes se compran más y cuáles menos, además de analizar cuáles son los motivos de este comportamiento y tomar así decisiones acordes. Un ejemplo sería identificar y reforzar las ventas a nivel general de determinados productos que no se están vendiendo “bien”. Si te estás preguntando ¿cómo podría entonces potenciar las ventas? Un recurso útil sería probar a lanzar campañas de comunicación, dirigidas tanto al cliente final como a la red de ventas.

No sólo eso, sino que también es posible identificar dónde se encuentra el centro de tu negocio, identificando cuáles son los productos más vendidos y qué papel juega en tu negocio tu cliente final y su nivel de actividad. Obtendrás acceso a información acerca de tu canal distribuidor y comercial, valorando su impacto real en tu negocio, así como información sobre tus proveedores.

Como hemos podido comprobar, la cantidad de datos que se adquieren al implantar un programa de incentivos puede ser tremendamente beneficiosa para estudiar líneas de crecimiento y promover el alcance de los objetivos marcados, tanto para la empresa como para los participantes.

Pero, para que el programa de incentivos sea efectivo, existen recursos que no deben pasarse por alto: principalmente, nos referimos a la comunicación (tanto en el lanzamiento como durante el programa) y a la reactivación de usuarios, a la que debe prestarse atención para motivar a los participantes lo suficiente como para que permanezcan activos.

En Galanta, han podido comprobar los beneficios reales, tanto cualitativos como cuantitativos, que proporciona un programa de incentivos bien implementado: desde fomentar una dinámica interna positiva hasta aumentar considerablemente las ventas totales de una compañía. Si necesitas de asesoramiento o tienes cualquier duda, no dudes en ponerte en contacto con ellos, estarán encantados de atenderte.

Nota de prensa.

Te recomendamos

A3

ADN

Navidad

Recopilatorio

Enamorando

Compartir