Tendencias

Publicidad, alimentos y omega-3: la "saludable" mentira con la que sólo el consumidor pierde

mentiraVida sana y hábitos saludables. Esta es la máxima que rige nuestra sociedad (al menos de cara a la galería) y como tal, queda patente en cada vez un mayor número de los productos que consumimos. Ya no basta con que estos sean de origen natural o que su grado de procesamiento sea el mínimo posible. Ahora nos encontramos con multitud de alimentos que están enriquecidos con decenas de vitaminas y demás sustancias que prometen hacer de nuestro organismo un templo de la salud.

Pero lo cierto es que, en la mayoría de las ocasiones, no nos paramos a pensar si realmente todos esos añadidos que poseen los productos que compramos realmente sirven para algo. Basta dar una vuelta por el supermercado para ver que desde la leche a los embutidos, pasando por todo tipo de alimentos, encontramos cada vez más sustancias con las que somos bombardeados a través de una cada vez más ingeniosa publicidad para generar en el consumidor una falsa necesidad.

Hoy, concretamente, queremos centrarnos en una de esas sustancias con las que cada vez se enriquecen más alimentos: el omega-3. Habrá visto mil anuncios en los que se mencionan estos ácidos grasos tan necesarios para nuestro organismo y seguro que más de una vez han caído en su cesta de la compra. Pues bien, de acuerdo al último estudio realizado por la prestigiosa revista médica JAMA y que ha sido recogido por el diario El Mundo, estos productos enriquecidos con omega-3 no sirven para nada.

La finalidad con la que multitud de alimentos presentan entre sus ingredientes este compuesto, es el de prevenir enfermedades provocadas por problemas cardiovasculares así como el deterioro cognitivo. Pero los resultados arrojados no sólo por este estudio sino por otros informes anteriores, han demostrado que el consumo de estos alimentos enriquecidos con omega-3 no tiene ningún tipo de efecto significativo sobre nuestra salud.

El estudio se ha realizado tomando una muestra de 4.000 personas con una edad media de 72 años a los que se ha realizado un seguimiento durante cinco años. Algunos de los sujetos recibieron durante este periodo de tiempo suplementos de omega-3 mientras que otros simplemente estuvieron tomando placebos. Los resultados señalan que los que recibieron el omega-3 “no mostraron efectos significativos en la función cognitiva”.

Diferentes estudios médicos si han conseguido demostrar que las dietas ricas en omega-3 consiguen un efecto protector sobre la función cognitiva. Además, en algunos pacientes con Alzheimer, se ha detectado un nivel bajo de uno de los componentes del omega-3 que resulta vital para el desarrollo de las neuronas. Pero estos beneficios no se han encontrado cuando el omega-3 se ingiere a través de suplementos.

En declaraciones concedidas en el diario El Mundo, el nutricionista Aitor Sánchez, ha explicado que este estudio sólo viene a confirmar algo que ya se sabía. Los suplementos de omega-3 no causan ningún efecto porque no es lo mismo que ingerirlo a través del pescado ya que falta la materia prima. Señala que con este sucede como con otros suplementos de los que ya se ha demostrado que su consumo tiene escaso o ningún efecto. Estamos hablando de nombres tan populares en la industria publicitaria y alimentaria como el calcio, la fibra o los antioxidantes.

Y hablando de las industrias, gran parte de la culpa procede de las mismas tal y cómo se deduce de las opiniones de Sánchez: “El problema es que seguir una dieta saludable no da dinero a nadie, mientras que hay gente que gana muchísimo dinero no sólo con los suplementos, sino con los alimentos enriquecidos. Interesa muy poco a la industria que la Sanidad española tenga una perspectiva de promoción de la salud”.

La conclusión que se extrae de todo esto es que la única solución para mantenernos sanos es seguir una dieta saludable ya que en la naturaleza encontramos todos los elementos que el organismo necesita para su correcto funcionamiento. No crea todo lo que la publicidad le cuenta ya que nunca debe olvidar que su máximo objetivo es vender.

Te recomendamos

#Highway2Sales

NH

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir