Tendencias

Puede que nos espere un futuro de contenidos infinitos

Imagina leer un artículo en tu periódico o revista que nunca termine. Suena raro, pero parece ser la última tendencia, contenidos que nunca terminan. Y es que con el poder de todas las herramientas de creación y publicación de contenidos con las que contamos hoy en día se está creando un mundo en el que los artículos, los libros, y cualquier otro contenido se puede actualizar constantemente siguiendo la moda del momento.

Visto desde el lado positivo, puede parecer una de las innovaciones más increíbles del mundo de la creación y publicación de contenidos de la historia. Pero, desde la otra perspectiva, ¿hay alguien que tenga tiempo para este modelo de consumo? ¿Hay muchos consumidores que accedan a un contenido, comprueben las actualizaciones, y puedan recordar lo que vieron la última vez que lo leyeron?

Como comenta Mitch Joel en su blog, parece demasiado. Es cierto que todos queremos que nuestras historias sean lo más precisas y actualizadas que pueda, pero para ello "no creo que haya muchos que quieran un mundo en el que cada historia cambie cada dos minutos, haciendo que sea imposible de recordar". No hay formateos ni filtros perfectos, recuerda Joel, y plantearse un medio online que permita consumir unos contenidos en constante cambio y a la vez con un diseño atractivo y comprensible a primera vista no parece muy sencillo.

Pero el problema no es el diseño. Según explica Joel, el reto está en que todavía no hemos visto un diseño atractivo universalmente en el que los lectores puedan sentirse parte de la historia. Además, una buena historia tiene que tener un principio, una mitad y un final. Sin una estructura, las noticias que se hagan llegar al público no serán más que un texto confuso.

Pero, para conseguir un valor de esta tendencia, ¿por qué no crear piezas independientes para cada actualización y que se relacionen entre ellas? Evitaría la confusión de tener que recordar lo que se publicó anteriormente y de estar cambiando constantemente el contenido, además de que para los lectores sería mucho más sencillo ir consumiendo los contenidos de forma escalonada.

Se trata de nuevas oportunidades para el mundo de la comunicación y los contenidos pero, al mismo tiempo, puede parecer un futuro demasiado estresante: primero hay que navegar por todos los contenidos pero, después, hay que navegar por las actualizaciones de esos contenidos. ¿Es un consumo mejor? ¿Es más atractivo para los consumidores? ¿Es lo que el público realmente quiere? Por ahora, parece, las noticias que terminan o la satisfacción de acabar de leer un libro seguirán ganando. Al menos hasta que se logre definir a este nuevo consumidor y cuál es la preferencia: más interacción o contenidos brillantes.

Te recomendamos

FOA Madrid 2020

Hootsuite

Outbrain

Adecco

Compartir