Tendencias

La tecnología pone los dientes largos al cliente en el punto de venta

En el punto de venta el cliente quiere más tecnología y menos vendedores de carne y hueso

En el punto de venta el cliente desea ser dejado a su aire y prefiere echar mano de la tecnología "in-store" antes que de los vendedores de carne y hueso.

punto de ventaCuando los consumidores se adentran en el punto de venta, la mayoría, el 95%, prefiere hacerlo en solitario y sin la ayuda de ningún vendedor (a menos que esté buscando algo muy específico). Y no sólo eso. Buena parte de los consumidores prefiere la tecnología “in-store” a la atención personalizada por parte de trabajadores de carne y hueso en el universo del retail. Así lo concluye al menos un reciente estudio llevado a cabo en Estados Unidos y Canadá por la consultora HRC Retail Advisory.

El 85% de los casi 3.000 consumidores consultados en su informe por HRC Retail Advisory se decanta por los escáneres emplazados ad hoc en las tiendas a fin de comprobar los precios de los productos que resultan de su interés. Tales escáneres son preferibles a tener que preguntar directamente a un vendedor por el precio de un artículo específico.

De manera similar, el 67% de los consumidores califica de importante que dentro del punto de venta haya apps “in-store” que agasajen con recomendaciones personales al cliente.

“No es que el cliente no desee que se le preste ningún tipo de servicio. Es simplemente que los consumidores desean tener cada vez más un mayor control sobre el servicio que están buscando en el punto de venta”, explica Farla Efros, presidenta de HRC Retail Advisory.

Aun así, no todos los consumidores desean ser dejados a su aire en el punto de venta, en particular si están sopesando la adquisición de un producto tecnológico. El 52% de los consumidores considera que tener a su vera a un vendedor para ayudarles a seleccionar el producto que están buscando es de vital importancia en las compras de tipo tecnológico.

Aunque los consumidores están convencidos de que la tecnología “in-store” es para ellos un importante apoyo, no toda la tecnología goza de la misma importancia a sus ojos.

Sólo el 8% de los consumidores cuelga la etiqueta de importante al hecho de que las tiendas dispongan de apps para pagar a través del móvil.

Un porcentaje sustancialmente más elevado, el 17%, cree que las tecnologías que tienen los probadores como campo de operaciones son relevantes. De todos modos, sólo el 6% considera esencial la iluminación personalizada en los probadores a la hora de comprar ropa y calzado.

Por otra parte, el 19% de los consumidores cree que los eventos especiales, encaminados a crear comunidades en torno los retailers (en particular cuando estos tienen la vista puesta en la ropa y los productos de belleza), son relevantes. Este porcentaje aumenta, no obstante, hasta alcanzar el 24% en el caso de los consumidores adscritos a la Generación Z.

Te recomendamos

México

2boca2

podcast

A3media

Compartir