Tendencias

Los casinos han tenido que optar por soluciones drásticas

Qué efecto ha tenido la prohibición de los juegos de apuestas en los corredores de apuestas y los casinos en línea

Varios países han prohibido las apuestas, tanto online como presenciales, durante los meses de pandemia

apuestas juegos

La prohibición de las apuestas o de actividades relacionadas con ellas como la publicidad o las ofertas de bienvenida han tenido varios efectos sobre toda la industria, desde las casas de apuestas físicas hasta los casinos online pasando por apuestas deportivas, apps de apuestas, etc.

Desde luego, el sector ha seguido adelante respetando las leyes y las restricciones impuestas por los gobiernos de distintos países, intentando adaptarse a las nuevas reglas del juego y adaptando su producto y promoción a lo que requería la ley de cada estado. Empresas como My Mobine han sabido respetar los cambios legislativos sin dejar de ofrecer el mejor servicio a sus clientes y adaptando su oferta de apuestas a la legislación vigente.

Sin embargo, no ha sido fácil llevar a cabo todos estos cambios, y algunas empresas del sector se han enfrentado a graves dificultades. Varios países han prohibido las apuestas, tanto online como presenciales, durante los meses de pandemia. Esta medida, supuestamente destinada a evitar que los jugadores apostaran irresponsablemente durante su confinamiento, ha llevado a muchas empresas del sector al borde de la quiebra, amenazando los puestos de trabajos de miles de personas y dificultando aún más la recuperación económica tras el golpe que ha supuesto el COVID-19.

También los casinos presenciales se han visto muy afectados por las medidas que impedían el libre desplazamiento de las personas en los territorios nacionales. Despojados completamente de toda actividad y con muchos costes que mantener sin prácticamente ayudas, los casinos han tenido que optar por soluciones drásticas ante el cese de sus actividades. Los más afortunados han podido encontrar liquidez para hacer frente a sus pagos, pero hay otros que han desaparecido dejando un reguero de paro y pérdidas económicas.

Pero la prohibición no afecta solamente a la industria de las apuestas en sí, sino también a todas aquellas industrias relacionadas con ella. Un claro ejemplo es la industria del deporte de élite. Los eventos deportivos suelen estar patrocinados por una o más casas de apuestas, pero con la prohibición y las nuevas normas sobre apuestas, estas empresas tendrán más difícil o directamente imposible patrocinar estos eventos, lo que resultará inevitablemente en una pérdida de ingresos para la industria del deporte y, por lo tanto, una reducción de su calidad a medio y largo plazo.

Y no solo los eventos están patrocinados por empresas del sector de las apuestas, también los propios equipos. En una época en la que equipos de varios deportes de todas partes del mundo han estado luchando por conseguir los ingresos suficientes para mantener su actividad normal y seguir pagando a todos sus trabajadores, perder una fuente tan grande de ingresos como los patrocinios de las casas de apuestas sería un golpe definitivo en muchos casos.

Como hemos visto, no siempre es fácil adaptarse a los cambios legislativos, y las distintas prohibiciones que se han llevado a cabo sobre las casas de apuestas han tenido efectos indeseados sobre un amplio sector de la sociedad. Muchas empresas han sabido cambiar y seguir operando de manera segura y legal, ofreciendo servicios de nuevas maneras a sus clientes, pero otras quizás no lo hayan conseguido.

Nota de prensa

Te recomendamos

EVO Banco

A3Media

LIONS LIVE

Podcast

Compartir