líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

¿Qué reclaman los (idealistas) centennials a las empresas a las que prestan su talento?

Tendencias en MarketingLos centennials quieren identificarse con las empresas para las que trabajan

Las claves para reclutar talento centennial

¿Qué reclaman los (idealistas) centennials a las empresas a las que prestan su talento?

La conciliación de vida laboral y vida personal es un "must" tanto para los centennials (78%) como para los millennials (81%).

El talento joven es el codiciado (y necesario) objeto de deseo de empresas grandes y pequeñas. Sin embargo, los deseos de una y otra parte no siempre están alineados. Y para fichar (y retener) a talento centennial y millennial las compañías deben estar dispuestas a echar abajo estructuras tan rígidas como apolilladas y ser más flexibles. Así se desprende de un reciente estudio llevado a cabo en Alemania por Zenjob.

Aunque a la mitad de los jóvenes adscritos a la Generación Z les gustaría tener un horario fijo de trabajo, el 50% resta desea disfrutar de un horario flexible.

La conciliación de vida laboral y vida personal es un «must» tanto para los centennials (78%) como para los millennials (81%). Así y todo, unos y otros no reclaman tampoco una frontera absolutamente inamovible entre su trabajo y su vida personal. El 70% de la Generación Z no tiene, de hecho, ningún problema a la hora de estar a disposición de la empresa que le tiene en nómina en vacaciones. Esta cifra desciende, no obstante, ligeramente hasta el 58% en el caso de los millennials.

Conviene, por otra parte, tener en cuenta que la Generación Z y la Generación del Milenio reclaman a las compañías elevadas dosis de autonomía en el trabajo. Centennials y millennials aspiran a poder organizarse por sí mismos en el trabajo y desarrollar a su propio ritmo las tareas que se les encomiendan.

Aun así, el afán por autoorganizarse de centennials y millennials no siempre se traduce en éxito (como bien ellos mismos reconocen). El 50% de la Generación Z y el 58% de la Generación del Milenio admiten que a veces fracasan practicando la autonomía en el trabajo. Quizás por ello la mitad del talento joven está a favor de los programas de «mentoring» en el universo laboral.

Los centennials son más idealistas que los millennials

Los menores de 25 años están particularmente predispuestos a poner en valor la honestidad y la transparencia de las empresas a las que ceden su talento. La sostenibilidad y el compromiso social son igualmente de gran relevancia para los centennials. Disfrutan, en cambio, de mucho menos predicamento factores como la diversidad, la ausencia de jerarquías y las celebraciones de tipo corporativo.

De naturaleza más pragmática es, no obstante, la Generación del Milenio, para lo cual lo más importante a la hora de conseguir un trabajo es un buen sueldo (31%).

Lo que parece claro es que la posibilidad de desarrollar una carrera profesional no es el único atractivo de las empresas a ojos de los más jóvenes. Y aunque la Generación Z no desea ni mucho menos rebelarse en el seno de las compañías, sí desea participar activamente en el devenir de su empleador. El 54,7% de los centennials quiere identificarse en el plano personal con la empresa que le tiene en nómina, el 45,5% valora mucho la seguridad laboral y el 23,6% presta asimismo atención a la digitalización y la modernidad de la compañía que tiene a bien contratarle.

«Para los trabajadores del futuro el propósito y los valores de las empresas están en primer plano. Quieren que su empleador predique con el ejemplo, les dé su propio espacio en el plano personal y simultáneamente les deje participar en el devenir de la compañía», explica Frederik Fahning, cofundador y managing director de Zenjob.

En cuanto al tipo de empresa en el que desean invertir su talento, tanto los centennials (32%) como los millennials (37%) se decantan mayoritariamente por las pymes. No obstante, a aproximadamente una cuarta parte de una y otra generación les hacen también mucho tilín las startups y la posibilidad de trabajar por cuenta propia.

 

La anhelada semana laboral de 4 días no causa rasguño alguno a la productividadAnteriorSigueinteFord crea un perfume con olor a gasolina para que tu pituitaria no eche de menos este aroma (casi extinto)

Noticias recomendadas