líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

¿Qué tienen en común las empresas que son inclusivas de verdad (y no solo de boquilla)?

Tendencias en MarketingLas empresas inclusivas destacan por tener una cultura orientada al aprendizaje

El aprendizaje, el "superpoder" de las empresas inclusivas

¿Qué tienen en común las empresas que son inclusivas de verdad (y no solo de boquilla)?

En la cultura de las compañías diversas e inclusivas hay imbricado un aspecto en particular que brilla generalmente por su ausencia en las organizaciones huérfanas de diversidad e inclusión: una cultura orientada al aprendizaje.

Desde que el afroamericano George Floyd muriera hace aproximadamente un año a manos de un policía, muchas empresas (a uno y a otro lado del Atlántico) han hecho propósito de enmienda para barnizarse de una pátina mucho más gruesa de diversidad e inclusión. Pero, ¿cómo son las organizaciones que se precian de ser inclusivas no solo de puertas para afuera sino también de puertas para adentro?

De acuerdo con un reciente estudio emprendido por Harvard Business Review, en la cultura de las compañías diversas e inclusivas hay imbricado un aspecto en particular que brilla generalmente por su ausencia en las organizaciones huérfanas de diversidad e inclusión: una cultura orientada al aprendizaje.

Cada compañía es diferente, pero puede definirse en términos generales como una amalgama de ocho estilos culturales diferentes que están a merced de dos dimensiones fundamentalmente: cómo responden los individuos al cambio (estabilidad vs. flexibilidad) y cómo interactúan los individuos (independencias vs. Interdependencia).

El aprendizaje, un rasgo común en las organizaciones más diversas e inclusivas

Las organizaciones pertrechadas de una cultura orientada al aprendizaje hacen hincapié en la flexibilidad, la apertura de miras y la exploración y se toman además la molestia de inculcar en las personas la habilidad para adaptarse e innovar.

El poder de la cultura empresarial emana en buena medida de su alineación con la estrategia y no hay, por lo tanto, «tallas únicas» a este respecto. Sin embargo, la flexibilidad solapada a las culturas organizaciones enfocadas al aprendizaje son de un valor incalculable a la hora de navegar en el actual panorama empresarial (lastrado inevitablemente por la incertidumbre).

Según el informe de Harvard Businness Review, el 65% de los consultados creen las organizaciones a las que prestan sus servicios son diversas e inclusivas. Y lo cierto es que se observan diferencias más que notables en plano cultural cuando comparamos empresas muy bien valoradas desde el punto de vista de la diversidad y la inclusión y compañías que obtienen puntuaciones más bien mediocres en este aspecto en particular.

Entre las organizaciones calificadas de muy o extremadamente diversas e inclusivas el 14% se jacta de tener una cultura en la que el aprendizaje es la característica más conspicua. En cambio, entre las organizaciones que puntúan muy bajo en términos de diversidad e inclusión solo el 8% destaca por una cultura orientada al aprendizaje.

Por otra parte, las organizaciones que no son diversas e inclusivas están mucho más inclinadas a estar provistas de una cultura organizacional donde prima la autoridad y la seguridad.

Conviene hacer notar, no obstante, que los estilos solapados a las culturas organizacionales no operan en solitario y que fijar la mirada en sus estilos más sobresalientes no ofrece ni mucho menos una visión global del conjunto. Por esta razón, en su investigación Harvard Business Review se tomó la molestia de evaluar la característica más destacada en los ocho estilos culturales diferentes que se dan cita en las culturas organizacionales y determinó que el cuidado era el atributo dominante tanto en las empresas más inclusivas como en las menos inclusivas.

La diversidad y la inclusión son factores que influyen sobremanera en la retención del talento

Una cultura organizacional que pone acento en el cuidado, la colaboración y la confianza mutua es una buena base para levantar los cimientos de la diversidad y la inclusión, pero no es ni mucho menos suficiente.  Y es entonces donde entra en escena la cultura orientada al aprendizaje.

De hecho, a medida que aumenta la valoración de las empresas desde el punto de vista de la diversidad y la inclusión, lo hace también el énfasis en el aprendizaje.

Entre las organizaciones menos diversas e inclusivas, el aprendizaje cae hasta la sexta posición (de ocho estilos culturales diferentes). Por el contrario, en las empresas más diversas e inclusivas el aprendizaje se encarama a la tercera plaza.

Además, las compañías que se ufanan de ser diversas e inclusivas sobresalen también desde el punto de vista de la flexibilidad y la independencia, mientras que las menos diversas e inclusivas tienden más hacia la interdependencia. Y aunque la interdependencia es a bote pronto un rasgo positivo para la inclusión, lo cierto que es que las organizaciones interdependientes son también generalmente más tradicionales y enfocadas a las reglas y a la continuidad (y por ende, alérgicas a los cambios).

Las empresas en las que permea una cultura orientada al aprendizaje están más predispuestas a rodearse de individuos aprovisionados de perspectivas y experiencias tan variadas como únicas y están en este sentido mejor posicionadas para dar alas a la diversidad.

Una cultura orientada al aprendizaje suele poner el acento en la apertura, la creatividad y la exploración, que son precisamente las características que más se repiten en las organizaciones diversas y inclusivas, aquellas que garantizan que toda una pléyade de experiencias y puntos de vista y sean invariablemente escuchados y valorados.

Las organizaciones diversas e inclusivas tienden también a retener durante más tiempo el talento que aquellas en las que las voces disidentes (y que osan apartarse del rebaño) son sistemáticamente silenciadas, ignoradas o desdeñadas.

No en vano, de acuerdo con informe de Deloitte, el 80% de los consultados cita la inclusión como un factor de primerísimo orden a la hora de elegir empresa.

 

Cuánto dinero ganan las selecciones de fútbol por participar en la EurocopaAnteriorSigueinteCola Cao y el deporte olímpico celebran sus bodas de oro con una edición única

Noticias recomendadas