Tendencias

¿Quiere aniquilar los bloqueos que cortocircuitan su creatividad? Póngase como un energúmeno

hulk2Tanto en nuestra vida personal como profesional nos asaltan de vez en cuando los bloqueos creativos. Cuando tales bloqueos afectan a nuestra vida personal, podemos permitirnos el lujo de tales “parones” en nuestros flujos creativos. No así en nuestra vida profesional, donde necesitamos seguir creando para “ganarnos el pan”.

Sin embargo, hay una fórmula para dar un puntapié de una vez por todas a los fastidiosos bloqueos creativos. Según un reciente estudio publicado por Academy of Management Journal, el mal humor es un arma muy eficaz para atacar los bloqueos creativos.

Para llevar a cabo el informe, los tres profesores autores de la investigación analizaron los hábitos de más de 100 profesionales de la creatividad, a los que pidieron que anotaran en un diario sus distintas emociones a lo largo de una semana. Al principio y al final de cada día, los profesionales que participaron en el estudio debían valorar su nivel de emociones positivas (inspiración, excitación, vigilancia) y su nivel de emociones negativas (estrés, hostilidad, culpa).

¿La conclusión? Que los individuos más productivos ponían habitualmente punto y final al día con emociones positivas, pero solían iniciar el día, por el contrario, con emociones negativas. En otras palabras, que canalizaron de alguna manera su ira para llevar a buen término sus tareas laborales.

Una posible explicación a la estrecha relación entre ira y creatividad es la concentración. Anteriores investigaciones sugieren que las emociones negativas nos ayudan a centrarnos en determinadas tareas y proyectos, en particular cuando tales tareas y proyectos se nos resisten. Las emociones negativas son de alguna manera un bálsamo para curar nuestros bloqueos creativos y nos hacen centrarnos más en lo que tenemos entre manos, trabajar durante más tiempo en ello e indagar en las soluciones a los problemas que están cortocircuitando nuestra creatividad.

Para poner a prueba esta idea, los autores del informe pidieron a un grupo de participantes que tomaran parte en una tarea de brainstorming. Antes de llevar a cabo esta tarea, se pidió a los participantes que escribieran un ensayo biográfico sobre algún evento positivo o negativo vivido a lo largo de su vida. Una vez más fueron aquellos individuos que optaron por relatar un evento negativo de su vida en el ensayo los que más activos, creativos y productivos se mostraron después en el brainstorming. Pese a que el ensayo escrito previamente no tenía relación alguna con el brainstorming llevado a cabo a posteriori, las emociones negativas revividas en el ensayo les sirvieron de alguna forma de acicate para centrarse en la segunda tarea y llevarla a buen término con las musas de la inspiración de su parte.

Las conclusiones de este informe son relevantes porque sugieren que determinados estados de ánimo son mejores para ejecutar determinadas tareas. De esta manera, si está en medio de un bloqueo creativo y no sabe cómo salir de él, no tenga miedo de dar rienda suelta a su ira. Ponerse como un energúmeno le ayudará a reencontrarse con la creatividad perdida.

Te recomendamos

México

School

Podcast

Podcast

Compartir