líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

5 razones para dar portazo para siempre a la oficina

Tendencias en Marketing¿Matará el teletrabajo a la oficina?

¿Es hora de decir adiós a la oficina en beneficio del teletrabajo?

5 razones para dar portazo para siempre a la oficina

Cada vez más empresas están cortando amarras con la oficina, esa que otrora valorábamos quizá en exceso, para apostar por el teletrabajo.

Aunque algunos jefes (cada vez menos) están convencidos de que la gandulería se clava como un aguijón en sus empleados cada vez trabajan desde casa y son ungidos, en cambio, por la productividad cuando regresan a la oficina, lo cierto es que el trabajo es remoto es el futuro (y no solo durante el tiempo que se prolongue la pandemia).

De acuerdo con diferentes estudios, en 2025 aproximadamente el 70% de la fuerza laboral a escala global trabajará de manera remota al menos cinco días al mes. No en vano, el porcentaje de personas que trabajan permanentemente desde casa se duplicará a lo largo de este año. Y la inmensa mayoría de los trabajadores en remoto prefiere esta fórmula laboral.

Alrededor de tres cuartas partes de los empleados se decantan por el trabajo 100% en remoto, mientras que el 33% reclama poder trabajar desde casa al menos varios días a la semana.

Por esta razón cada vez más empresas están cortando amarras con la oficina, esa que otrora valorábamos quizá en exceso.

En un artículo para Inc. Beth Doane desgrana las razones por las que las empresas deberían contemplar decir adiós para siempre a la oficina:

1. El trabajo en remoto es más rentable

En 2021 ha dejado de tener sentido que las compañías inviertan ingentes cantidades de dinero en propiedades inmobiliarias.

Apostar por el teletrabajo elimina de un plumazo los costes solapados al alquiler o la compra de oficinas, da alas a la eficiencia reduciendo el tiempo consagrado a reuniones innecesarias y espolea la productividad y la retención de los empleados.

2. El trabajo en remoto promueve la mejora de la salud mental y alienta el rendimiento

Hasta el 95% de los trabajadores en remoto aseguran ser tan o más productivos en casa que en la oficina y dan cuenta además de una mejor conciliación laboral.

Los datos sugieren asimismo que dar a los trabajadores mayor control y autonomía sobre sus propias vidas da brillo y esplendor a su moral y, por ende, también a su productividad y satisfacción laboral.

De hecho, el 80% de los trabajadores serían más leales a las empresas que les tienen en nómina si estas tuvieran a bien agasajarles con más flexibilidad.

3. El trabajo en remoto permite a las empresas fichar al mejor talento del mundo

Al apostar por el teletrabajo el talento al que tienen acceso las empresas deja de estar constreñido por barreras geográficas y se troca en global.

En la era de la conectividad digital las compañías pueden reclutar el mejor talento en cualquier rincón del mundo y ello acaba traduciéndose en más productividad y en más rentabilidad.

Los trabajadores tienen además la posibilidad de trabajar en aquellas empresas que de verdad les apasionan en lugar de apostar por la conveniencia y tomar decisiones en base a preocupaciones de tipo logístico (los inevitables desplazamientos de casa a la oficina y viceversa).

4. El trabajo en remoto sienta los cimientos de marcas fuertes

Puede no parecerlo a bote pronto, pero el teletrabajo es una fenomenal herramienta para robustecer las marcas.

El trabajo en remoto exige un «engagement» más activo por parte de los empleados, pero las empresas que se acogen a esta fórmula pueden dar forma a una cultura laboral atractiva y resiliente y ello obra en último término un efecto balsámico en el reclutamiento y la retención de empleados.

Los recursos financieros que las compañías se ahorran en la oficina pueden ser empleados en masajear la satisfacción de la plantilla agasajándola con recompensas como entradas para conciertos, escapadas de fin de semana o «happy hours» virtuales.

5. El trabajo en remoto estimula la igualdad y la inclusión

Incluso los entornos laborales más abiertos e inclusivos son vulnerables a los prejuicios, unos prejuicios que pueden dejar en el dique seco a personas particularmente talentosas.

El teletrabajo puede contribuir a echar abajo tales prejuicios y garantizar que los empleados sean reclutados realmente en base a sus méritos.

Apostando por esta fórmula laboral las empresas amplían también su «pool» de talento y ello redunda en último término en una plantilla más inclusiva y diversa.

 

Medidas para fomentar la creatividad y aumentar la productividad en la empresaAnteriorSigueinteVideojuegos y realidad virtual, una forma de alcanzar el éxito como profesional

Noticias recomendadas