líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

En rebajas no es oro todo lo que reluce y para muestra, 8 trucos utilizados por las marcas

La última campaña de Reyes y las rebajas de enero confirmaron una desaceleración en el sector del retail en España. Una tendencia que venía dando sus primeras señales desde junio de 2016 y en la que fueron las pequeñas cadenas las que lideraron las caídas alcanzando pérdidas de hasta el 3,2%.

Los datos del sector del retail retomaron cifras positivas el pasado mes de mayo con un crecimiento del 3,8% respecto al mismo periodo del año anterior.

Un escenario en el que cabe destacar los incrementos alcanzados por las grandes cadenas con un crecimiento de su facturación del 5,1%, tal y como recogen desde Bolsamanía haciéndose eco de un informe de la Confederación Española de Comercio (CEC).

Con estos datos en la mano nos adentramos de nuevo en el periodo de rebajas. En esta ocasión las de verano aunque lo cierto es que el tradicional periodo en el que se celebraban es cada vez más disperso.

El motivo nos traslada hasta el año 2012. Fecha en la que se liberalizó el periodo de rebajas en nuestro país dando total autonomía a los comercios. Una decisión que desde entonces ha sido muy criticada por los pequeños comerciantes.

¿Han perdido su esencia las rebajas?

Muchos piensan que la pérdida de los periodos tradicionales de rebajas ha desvirtuado su concepto. Su finalidad siempre ha sido la de dar salida al stock de temporada y eso es algo que se ha perdido ante el auge de tendencias como el comercio electrónico.

Pero lo cierto es que una vuelta al modelo tradicional de rebajas es impensable. Así lo ha manifestado la Asociación Nacional de Grandes Empresas de Distribución (Anged). “Este debate está totalmente superado por el comercio digital”.

Desde la asociación tienen claro que volver a imponer unas fechas cerradas para las rebajas en el comercio físico, únicamente daría mayores oportunidades a las grandes compañías y al comercio electrónico.

El comercio debe adaptarse a la revolución digital

A pesar de todo las previsiones señalan que este año el 89,2% de los españoles comprará algo en rebajas. Uno de cada tres gastará más de 100 euros durante las rebajas estivales.

No es de extrañar que los comercios saquen a relucir sus mejores estrategias para intentar hacer caja. Vamos a ver algunos de estos trucos con los que las tiendas, sin que los consumidores apenas nos demos cuenta, intentan despertar nuestra vena más consumista:

1. Música alta

La mejor forma de mantenernos activos durante las compras y animar nuestra estancia en las tiendas.

2. Grandes descuentos

¿Se ha fijado en los altos porcentajes que podemos ver en los escaparates? Los carteles que hacen referencia a descuentos del 70% o el 80% son el reclamo perfecto. Eso sí, debería saber que generalmente después únicamente se aplican a un reducido grupo de productos.

3. Los productos fantasma

Seguimos con los escaparates. En estos, como es lógico aparecen las mejores prendas y complementos más llamativos pero, por norma general se esfuman cuando intentamos encontrarlos en el interior.

4. El “punto caliente”

Durante el periodo de rebajas la gran mayoría de las tiendas suelen contar con los conocidos como “puntos calientes”: espacios en los que se coloca todo lo que no se ha vendido el resto del año a precios bastante asequibles para dar la sensación una gran cantidad de productos rebajados.

5. Nuevas colecciones

No fallan. Las nuevas colecciones siempre se combinan con las rebajas. Es posible que si no encuentra lo que busca a un precio rebajado acabe por comprar algo a un precio mayor de entre la oferta de nueva temporada.

6. Nada de cifras redondas

¿Por qué vender a 5 euros cuando a ojos del consumidor 4,99 euros parece más barato? Una técnica que se combina perfectamente con el truco de acompañar el precio rebajado con el antiguo.

7. El juego del chollo

¿Se ha dado cuenta del caos que suele imperar entre los productos más rebajados? Una estrategia que tiene por objetivo aumentar nuestra adrenalina y convertir la búsqueda del producto deseado en un auténtico juego.

8. El cartel del “desde”

Cuidado con los engañosos carteles de “pantalones desde 15 euros”.

 

Inés Lorenzo nombrada subdirectora de Vogue EspañaAnteriorSigueinteWhatsApp, ¿una nueva fuente de información?

Noticias recomendadas