líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

A caballo entre el alborozo y la congoja: así encara la industria publicitaria el regreso a la oficina

Tendencias en MarketingEl regreso a la oficina no es sinónimo de alborozo necesariamente

El regreso a la oficina no convence al 100% a la industria publicitaria

A caballo entre el alborozo y la congoja: así encara la industria publicitaria el regreso a la oficina

El regreso inminente a la oficina provoca sentimientos ambivalentes en la industria publicitaria, que contempla esta perspectiva con ilusión entreverada de ansiedad.

La drástica caída en el número de contagios y el avance trepidante de la vacunación contra el COVID-19 en buen parte del globo hacen a bote pronto inminente el regreso a la oficina. De hecho, en la industria del marketing, la publicidad y los medios muchas empresas están levantando ya restricciones y dando de nuevo la bienvenida a sus empleados en sus oficinas.

Sin embargo, que el regreso a la normalidad parezca a la vuelta de la esquina no llena necesariamente de alborozo a quienes se desenvuelven profesionalmente en la arena del marketing y la publicidad.

De acuerdo con un reciente estudio emprendido por Digiday, que colocó bajó la lupa a 329 empleados de agencias, medios, anunciantes y plataformas, el 24% de los trabajadores consultados admite su felicidad ante la perspectiva de volver a la oficina y el 31% va un paso más allá y se siente entusiasmado.

Así y todo, el 43% de los consultados no puede ocultar su ansiedad ante la idea de retomar el trabajo presencial, el 27% confiesa que la posibilidad le genera ansiedad y el 9% reconoce estar asustado.

Muchas empresas no han terminado aún de dar forma a sus planes a largo plazo para el regreso a la oficina, por los que es previsible que tales planes estén a expensas de múltiples modificaciones en los próximos meses.

Esta circunstancia significa que los trabajadores tienen todavía frente a sí un periodo relativamente largo de incertidumbre hasta que las empresas moldeen su plan ideal para regresar a la oficina. Y la incertidumbre fue  el año pasado la causa principal de tensión psicológica, enfatiza Marcos Iglesias, vicepresidente y chief medical officer de la empresa de seguros Travelers. «La pandemia ha terminado afectando a tantos factores psicológicos que el proceso de sanación podría llegar a complicarse», advierte.

A fin de adaptarse el sentir actual de su plantilla, muchas empresas están están apostando por los modelos híbridos de trabajo

Por lo pronto en la industria publicitaria no todos los trabajadores se siente confiados en la seguridad que les brindarán en el futuro los entornos laborales. El 43% sí confía en la seguridad de las oficinas, pero el 37% sigue teniendo dudas.

En esta misma línea, al 44% le sigue generando zozobra utilizar a diario el transporte público para desplazarse al trabajo, mientras que al 55% le preocupa que sus colegas no tomen precauciones y no sigan las preceptivas medidas de seguridad.

Hay muchas empresas que creen que los efectos del teletrabajo en el último año no se diluirán así como así y perdurarán probablemente en el tiempo más de lo esperado. «Hemos sufrido un trauma global y ello continuará afectando a la gente de maneras que no podemos predecir», asegura David Cancel, CEO y confundador de la empresa tecnológica Drift.

Aunque pocas empresas han impuesto la vacunación a sus empleados para no caer en prácticas discriminatorias, al 50% de los empleados consultados por Digiday le provoca ansiedad regresar a la oficina y que algunos de sus colegas hayan optado por no inmunizarse.

De todos modos, el 90% de los empleados espera con ilusión volver a ver a sus colegas en persona y el 70% siente regocijo ante la perspectiva de tener de nuevo reuniones presenciales.

Aunque algunas empresas piensan ya en reabrir por completo sus oficinas, otras están explorando también la opción de los modelos híbridos de trabajo, ya que los empleados demandan también mayor flexibilidad después de más de un año acogiéndose a la fórmula del «home office»,

De hecho, puestos a elegir entre poder trabajar desde cualquier parte y tener un escritorio en una oficina, el 83% de los empleados se decanta por la primera opción. De manera similar, el 86% de los trabajadores prefiere ajustar su jornada laboral a sus propias necesidades a tener que seguir un horario específico.

¿Por qué el teletrabajo afecta a mi vida social y sexual?AnteriorSigueinteCruz Roja imagina un mundo donde los cirujanos en zonas de guerra son ovacionados como estrellas del fútbol

Noticias recomendadas