Tendencias

Para Richard Branson la clave para emprender es saber delegar

Richard Branson (Virgin): "Las empresas deben comprender que son ciudadanos del mundo"

Richard Branson (Virgin): "Las empresas deben comprender que son ciudadanos del mundo"El Palacio de Congresos de Madrid se ha convertido en el escenario de la celebración de una nueva edición del World Business Forum (WOBI). Un punto de encuentro de carácter internacional en el que un nutrido grupo de expertos se ha dado cita para hablar de la humanización del marketing en la era digital en la que nos encontramos inmersos.

Uno de los nombres a los que desde este medio hemos tenido la oportunidad de escuchar ha sido Richard Branson, fundador de Virgin Group. Su exposición ha comenzado con una alabanza a sus ganas de vivir y lo sano que puede resultar que todos nos fijemos metas que cumplir tanto de forma diaria como a largo plazo.

Como figura emprendedora no ha duda en destacar la importancia de la familia. “Desde muy joven me di cuenta de lo importante que es delegar y esto es algo de lo que no son conscientes muchos empresarios. Si encontramos a alguien en quién confiar podremos dedicar más tiempo a la familia, inspirarnos y tener ideas con las que llevar a nuestra empresa a otros niveles”.

Arriesgar con ideas que cambien el mundo

Si tenemos una buena idea que creemos que va a cambiar la vida de la gente hay que arriesgar, no mirar los números. Hágalo siempre que exista mercado para ello con un buen contable que haga que salgan los números y, si lo hacemos por las razones correctas, serán más las veces que funciona que las que se fracasa”.

De sus palabras se desprende que el dinero no es lo que le mueve. Lo ha dejado bastante claro al señalar que todo lo que gana con las múltiples charlas que da alrededor del mundo lo destina íntegramente a acciones filantrópicas.

“Viajo durante seis mes al año por negocios y por acciones filantrópicas. En cada ciudad me reúno con todo el personal siempre con un cuaderno en el bolsillo tomando nota de todo lo que dice. Siempre que he montado algo nuevo he vuelto a la palabra más importante: delegar. Si me atropellan mañana sé que todo va a seguir funcionando gracias a esta filosofía”.

“Muchas de mis iniciativas son empresas que tienen por objetivo hacer del mundo un lugar mejor con gente emprendedora al frente”.

Las empresas no pueden seguir funcionando como en el pasado

“Las empresas no pueden seguir funcionando en beneficio de sus accionistas y beneficios. Tienen que entender que son ciudadanos del mundo. Si toda compañía pudiese adoptar un problema más allá de su objeto, podríamos solucionar muchas cosas en el mundo”, ha indicado animando a todos los CEOs a que se preocupen por las sociedades en las que operan a cualquier nivel.

Un planteamiento que hace extensible a los gobiernos. “No se trata de penalizar sino de buscar mecanismos con los que hacer que todas las personas sean útiles para la sociedad”.

Una filosofía a la que suma el humor y la felicidad. Dos conceptos que se reflejan a través de las habilidades de liderazgo “demostrando que somos capaces de valorar y buscar lo mejor de nuestros empleados. Siempre con humor. Humor a diario para que la gente sonría sin hacer daño a nadie”.

Virgin y los viajes al espacio

Toda la filosofía de vida expuesta en estas líneas queda perfectamente reflejada en la apuesta durante más de 12 años de Richard Branson por llegar al espacio. “Estamos a pocos meses de conseguirlo”.

A pesar de que ha recalcado que los primeros viajes al espacio costarán alrededor de 300.000 dólares, es un precio necesario para que unos pocos hagan posible que en un menor tiempo “todo el mundo pueda hacer viajes espaciales de forma asequible”.

“Esperamos operar vuelos supersónicos Madrid-Australia en tres horas. Es posible y va a ocurrir. Poner a la gente en órbita a 18.000 millas la hora para llegar a Australia es posible. El problema es que mucha gente necesitará entrenamiento para soportar estos viajes”.

Sobre los accidentes vividos en las pruebas de su proyecto no ha dudado en señalar que “lo más importante es aprender del fracaso”. “Hay que ser humano y abrazar en estos momentos a tu equipo que piensa que todo ha acabado. El siguiente paso es investigar lo ocurrido y después, por supuesto, siempre seguir hacia delante con todo lo que hemos aprendido”.

Toda la personalidad de Richard Branson quede muy bien reflejada en el siguiente vídeo:

“No vivimos eternamente. La vida hay que vivirla y, si te mueres, al menos que lo hayas hecho de forma plena“.

“Ser empresario no es tan diferente de ser empresario. Hay que luchar día y noche y dar todo lo que tienes ya que tendremos éxito cuando no tiremos la toalla. Un negocio no es más que una idea para cambiar la vida de la gente a algo más positivo”.

“Hay muchos motivos para deprimirse pero el mundo en su totalidad es positivo y no deja de mejorar. Hay que gente que sale de la pobreza, que mejora sus condiciones de vida, que se salva de enfermedades. Cada vez hay más personas que acceden a la educación y las guerras se reducen cada decenio. Hay que impedir que los gobiernos lleguen a las guerras. Todo tiene que solucionarse hablando porque el mundo es un lugar maravilloso”.

Te recomendamos

Cannes

Regalos Ecology

Experiencias

Atresmedia

Compartir