Tendencias

La felicidad laboral es posible cuando las empresas escuchan a los empleados

Salarios justos, comunicación y jefes competentes: los 3 vértices de la felicidad laboral

De acuerdo con reciente estudio global de Peakon, la felicidad en el trabajo cabalga a lomos de los salarios justos, la comunicación clara y sin fisuras y los jefes competentes.

felicidadEn la búsqueda de la felicidad (aparentemente imposible) en su lugar de trabajo los empleados reclaman sobre todo y ante todo a las empresas salarios justos, comunicación meridianamente clara y jefes competentes. Así se desprende al menos de un reciente estudio global de la plataforma danesa especializada en "employee engagement" Peakon.

Para llevar a cabo su informe analizó los comentarios anónimos de 11 millones de trabajadores procedentes de 160 países diferentes. Y emprendió asimismo una encuesta en la que participaron 2.000 empleados de Reino Unido y Estados Unidos.

¿La conclusión? Sólo el 35% de los trabajadores siente realmente que sus necesidades sean realmente escuchadas en las empresas que les tienen en nómina. Por esta razón, y desmotivados por no ver convenientemente satisfechas sus necesidades, muchos empleados echan pestes de sus empleadores cuando hablan de ellos con personas de su círculo (lo cual se traduce a largo plazo en perjuicios en su propia reputación).

Para hacer feliz al trabajador las empresas deben escucharle 

Las necesidades del trabajador en las compañías varían, no obstante, de manera ostensible en función de su antigüedad como empleados. Cuando llevan dos años en una empresa, los empleados buscan nuevos desafíos (que si no se le presentan en su actual compañía buscará en otra parte). Cuando lleva siendo fiel a una compañía durante más de dos años, el trabajador desea dar alas a sus competencias de liderazgo. Y cuando lleva unido profesionalmente a una empresa más diez años, el empleado otorga valor particularmente a la cooperación armoniosa entre una y otra parte.

"Los datos muestran que el empleado es quien está en mejor posición de decir lo que le motiva para dar lo mejor de sí cada día en el trabajo", explica Martin Daniel, community manager de Peakon. Por su parte, las empresas "tienen la posibilidad, y también la responsabilidad, de escuchar los deseos y las necesidades de sus empleados y de construir una cultura empresarial en la que primen la confianza y la comunicación", asevera.

En su investigación Peakon aborda también el tema de la conciliación de vida personal y vida profesional. Que haya un adecuado equilibrio entre vida y trabajo es importante para los empleados de todas las generaciones. Aun así, los millennials están dos veces más prestos que otras generaciones a considerar intocables su hogar y su vida privada (a los que otorgan muchísimo valor).

Si nos detenemos en la Generación Z, los centennials son los trabajadores más comprometidos en el plano social. Muy preocupados por el medio ambiente, los empleados menores de 23 años se involucran en temas como el reciclaje de los residuos plásticos en las empresas que tienen a bien contratarles.

Te recomendamos

Living Marketing

Mousee

Outbrain

Adecco

Podcast

Compartir