Tendencias

Se confirma la tendencia: aumentan las compras "a golpe de tecla" entre los españoles

ecommerceAunque el comercio electrónico crece a velocidad inferior en España que en otras regiones, cada vez son más los ciudadanos que utilizan internet para realizar compras. Cerca del 31,5% de la población total española, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), ha realizado algún tipo de adquisición por internet en los últimos doce meses, una cifra que engloba a unas 11 millones de personas y que se ha duplicado en los últimos años, pues en 2007 tan solo era de un 18%.

Pablo Torres, del departamento de marketing de la consultoría online Ecommerce Managers, cree que esta práctica continuará aumentando en los próximos años: “Las ventas online seguirán creciendo frente a las del comercio tradicional porque cada vez generan más beneficios y vencen más obstáculos. Los plazos de entrega se van reduciendo, hasta existen simuladores de realidad aumentada, mediante los cuales te puedes probar ropa o unas gafas. Además, se está trabajando en la formación de asesores de compra online y Amazon ya está investigando la entrega de pedidos mediante drones”.

Los sectores preferidos por los usuarios son aquellos relacionados con los viajes (transportes, reservas, hoteles…) y con el ocio (música, libros, programas, juegos, suscripciones a todo tipo de servicios y aplicaciones, entradas para espectáculos…), aunque los aparatos electrónicos y los productos exclusivos también se encuentran en el top. El presidente de la Asociación de Usuarios de Internet (AUI), Miguel Pérez Subías, revela que el mercado de subastas y de segunda mano también ha encontrado su nicho de mercado en internet, así como “las compras en grupo o de último minuto que permiten acceder a precios y ofertas que son más difíciles encontrar por otros cauces”.

Esta tendencia está contribuyendo a modificar los hábitos de compra de los usuarios, dando lugar a fenómenos como el “showromming”, que consiste en ir a una tienda a mirar y probarse un producto para luego solicitarlo por internet, por donde es más fácil encontrar descuentos o promociones debido al ahorro que supone el negocio online frente al offline. “Esta práctica se da cada vez más. Hasta tal punto que ya hay tiendas que cobran 5€ por entrar a mirar o probarse artículos y esa cantidad sólo la devuelven si el cliente compra algo”, comenta Pablo Torres.

Cada vez son más las ventajas que ofrece este sistema, como “comparar precios, características, saber si hay stock suficiente, comodidad, tiempo y encontrar artículos en cualquier parte del mundo”, explica Torres. Pero Pérez Subías subraya que aunque el proceso de compra online cada vez sea más “rápido, sencillo, cómodo y seguro” aún hay personas reticentes a la compra de bienes y objetos a través de la web y es habitual que exista “un cierto temor cuando adquirimos algo por primera vez en una tienda online”.

Pero para evitar sorpresas lo mejor es ser cauto al realizar compras digitales. Lo mejor es leer atentamente la descripción del producto, los datos del comprador (CIF, domicilio fiscal, teléfono, email) y su políticas de devolución y privacidad. Tampoco está de más revisar el coste final del producto, las fechas de entrega y si la web cuenta con un sello de calidad online. Para fidelizar a los consumidores, los expertos recomiendan ofrecer un excelente servicio de atención cliente, unos buenos plazos de entrega, premios por la fidelidad y sobre todo, “marcar la diferencia con la competencia”.

Te recomendamos

Cannes

Regalos Ecology

Experiencias

Atresmedia

Compartir