Tendencias

Los selfis hacen proliferar el contagio de piojos

selfieQue estamos en la época de la información y la inmediatez es indiscutible. Que el smartphone se ha convertido en una extensión de nuestros pulgares, también. Y que al menos un selfi al día es el pan de cada día, no lo niega nadie.

Por tanto, esto ha conseguido que en la escuela de secundaria holandesa se haya convertido en un problema; ha habido un incremento de contagio de piojos debido al elevado número de selfis que se toman, y ha sido el Instituto Nacional de Salud Pública y Medio Ambiente de Holanda (RIVM) el que lo ha demostrado.

Y es que exhibir lo bien que nos lo pasamos haciendo cosas banales, lo muy amigos que somos de nuestro prójimo o el amor hacia el yo-mi-me-conmigo - o narcisismo, como queramos llamarlo -, parece ser que se ha convertido en un problema sanitario. Según este informe, el 28 % de alumnos en la escuela primaria y el 19 % de los que cursan secundaria en Holanda tienen piojos.

Dicho estudio, llevado a cabo por 2.000 voluntarios, versa que tres cuartas partes de las infecciones por piojos se producen en los cabellos de las niñas. Y no solo eso – básico debido a la longitud -, sino que 1 de cada 10 adultos también los portan.

El roce de las cabezas y el comportamiento cercano de los jóvenes ha propiciado la proliferación de estos insectos, que no están siendo más que el fruto de la tecnología.

Ante la expansión de los parásitos en adolescentes, el RIVM plantea modificar sus campañas de prevención y concienciación para dirigir mensajes a los alumnos de secundaria. Quizá a partir de ahora los fabricantes de palos selfie y smartphones deberían incluir una etiqueta de precaución para evitar que estos pequeños insectos se posicionen en nuestras cabezas.

Quizá en este caso mejor que el vinagre es un poco de desintoxicación tecnológica por el bien capilar de todos.

 

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

EL OJO

Compartir