Tendencias en Marketing

La confianza no mejora en septiembre

Septiembre supera los mínimos de confianza del consumidor registrados en abril

La confianza del consumidor vuelve a caer en septiembre y supera los datos mínimos registrados en pleno confinamiento en el mes de abril. La situación recuerda a los niveles que existían durante las crisis de 2009 y 2012.

confianza del consumidor

La confianza del consumidor es un dato que no debemos dejar de lado si queremos ganarnos su apoyo. Vivimos en una realidad en la que el consumidor sabe más incluso que las propias compañías. En un mundo digitalizado, la competencia sube y solo queda atacarla a través de estrategias que consigan un mínimo de decisión por nuestros productos y servicios.

El pasado mes de septiembre, la confianza retrocedió a niveles ínfimos, en una situación que venía ya afectada por la pandemia. El indicador empeoró los datos y superó los mínimos que se registraron en pleno confinamiento en el mes de abril. Son datos que se asemejan con los peores registrados de las crisis de 2012 y 2008. Así lo apunta el Indicador de Confianza del Consumidor (ICC) que ha sido publicado este lunes por el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS).

La crisis del coronavirus ha reducido la confianza de los consumidores hasta perder más de un 61% en el índice de situación actual y casi un 27% en el índice de expectativas. Todos estos son datos recogidos desde febrero, según informa ABC. Lo único claro es que, según las cifras, nos encontramos ante valores muy bajos, lejos de la percepción positiva que se sitúa en torno a los 100 puntos y que caracteriza una situación que solo hemos vivido en los mayores años de crisis.

El CIS no está del todo positivo y apunta a que este contexto excepcional que vivimos hará que la percepción siga condicionada por el clima actual de incertidumbre. Si nos centramos en las expectativas, la valoración de la evolución económica en el futuro ha disminuido casi 3 puntos, mientras que la de mercado de trabajo se redujo en torno a 2 puntos. A pesar de esto, la percepción de los hogares aumentó más de 3 puntos.

Cabe destacar que en septiembre la evolución de los consumidores en cuanto al consumo y las posibilidades de ahorro disminuyeron de igual forma. Esto produjo un aumento del temor de la inflación y un aumento de los tipos de interés. Esto puede deberse a que los encuestados afirmaron que llegan justos a final de mes o, en su mejor caso, ha empeorado su situación económica. De hecho, tan solo el 7,6% afirma que la pandemia le ha traído una mejora en su economía doméstica. Además, y para finalizar el análisis de percepción del futuro tras la crisis del coronavirus, hay que añadir que más del 23% de los españoles afirma tener a más personas en paro de su entorno, mientas que la mayoría de los encuestados ve más difícil encontrar empleo.

Te recomendamos

Eficacia

SrBurns

Criteo

Captain Wallet

Compartir