líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Si no quiere espantar a sus clientes más supersticiosos, ¡mucho ojo con utilizar estos números gafes!

Supersticiones hay en todos los rincones del planeta, unas supersticiones que cambian además con suma facilidad según nos movemos en el mapa. En Occidente una de las supersticiones más arraigadas es la de creer que el número 13 trae mala suerte. Sin embargo, en otraa partes del mundo creen que los que los números que verdaderamente traen gafe son el 4, el 9 y el 17.

Muchas de las supersticiones por las que inconscientemente o no nos dejamos llevar en nuestra vida diaria tienen como protagonistas a los números. ¿Y qué tiene que ver esto con el marketing? No mucho, dirán algunos, pero lo cierto es que la relación entre marcas y consumidores está gobernada a menudo por los números. Por eso, y si no quiere meter la pata y espantar a sus clientes más supersticiosos, le recomendamos tener mucho cuidado con los números que utiliza su marca en los precios, los números de teléfono, las direcciones, los nombres de productos y las imágenes. Harvard Business Review nos ofrece a continuación algunos consejos útiles para evitar el gafe de los números en el marketing:

– Precios. En Occidente etiquetar un producto con el precio de 6,66 euros no es muy recomendable. Sin embargo, en China el número 666 es sinónimo de buena fortuna. Si su marca está presente en Japón, evite a toda costa los precios con el número 9. Una cifra tan común en Occidente como 9,99 puede ser percibida negativamente en el país del Sol Naciente.

– Números de teléfono. Que un número de teléfono termine en 444 no tiene nada raro en Occidente. Sin embargo, en algunas lenguas asiáticas como el chino y el japonés, el número cuatro es un homónimo de la palabra “muerte”, por lo que la mayor parte de las empresas omiten esta cifra en sus números de teléfono.

– Direcciones. Si está pensando expandir su negocio a China y está buscando oficina para su empresa, quizás debería prestar atención al número de la calle en la que va a estar la sede. En chino mandarín, la pronunciación del número 7456 es muy similar a la palabra “enfadar” mientras que el número 250 puede tener la acepción de “imbécil” y se utiliza a menudo como insulto.

– Nombres de productos. Es habitual que las marcas utilicen números seriados para poner nombre sus productos. Sin embargo, y siendo conscientes de las connotaciones negativas de números como el 4 y el 13, marcas como Fuji y como Canon optan por saltarse estas dos cifras en los nombres de algunos de sus productos y pasar directamente del 3 al 5 y del 12 al 14.

– Imágenes. Puede parecer una imagen de lo más inocente, pero la fotografía de un jugador de fútbol con el número 17 a su espalda es sinónimo de mala suerte en Italia. En el país transalpino el número 17 es tan, tan gafe, que muchos optan incluso por no pronunciar su nombre. De todos modos, no siempre es necesario que un determinado número sea visible en la imagen para traer mala o buena fortuna. Es el caso de Vietnam. En el país asiático las imágenes donde aparecen tres personas fotografiadas son sinónimo de mala suerte porque se supone que la persona ubicada en el medio va a morir próximamente.

 

5 anuncios de tampones y compresas que sí tratan a las mujeres como adultasAnteriorSigueinte¿Necesita su página en Facebook una "operación" urgente?

Noticias recomendadas