Tendencias

Sin título universitario y con un buen puñado de dólares en el bolsillo, ¿lo mejor para fundar una startup?

startupLa universidad es demasiado cara. La universidad alienta la uniformidad. La universidad no enseña nada sobre el mundo real. Estos son los pensamientos que rondaban por la cabeza del multimillonario Peter Thiel cuando hace 5 años decidió pagar 100.000 dólares a una veintena de jóvenes a cambio de que interrumpieran sus estudios universitarios o que directamente no los comenzaran.

400 jóvenes menores de 20 años recogieron el guante lanzado por Thiel y finalmente 24 de ellos, 22 hombres y 2 mujeres, fueron premiados con 100.000 dólares por la "osadía" de dar plantón a la universidad.

La mitad de los 24 jóvenes apadrinados por Thiel procedía de instituciones universitarias de élite como Harvard o el MIT. Otros ni siquiera habían terminado el instituto.

Pero, ¿qué ha sucedido con esos 24 jóvenes 5 años después? ¿Lograron convertirse en emprendedores de éxito gracias al inestimable apoyo económico de Thiel? La publicación The Chronicle of Higher Education se ha puesto en contacto con ellos para intentar responder a estas y otras preguntas.

9 de los 24 “ahijados” de Thiel han accedido a responder a las preguntas de The Chronicle of Higher Education y de sus respuestas se deduce que el perfil de joven sin título universitario y con dinero no es siempre el retrato robot del emprendedor ideal.

Ninguno de ellos se ha convertido en fundador del “nuevo Facebook”. Y la mayoría se ha desviado durante los últimos cinco años de su camino original. Para muchos de ellos lo de fundar una startup de éxito se ha quedado en agua de borrajas.

Eden W. Full cree que para ella ha sido muy valiosa tanta la universidad como la beca recibida en su día por Thiel. Es una de la pocas “ahijadas” del multimillonario que sigue trabajando a día de hoy en su idea original. Full es la fundadora de la organización no gubernamental SunLauter, que pretende llevar la energía solar a los países en vías de desarrollo.

Más favorable a la renuncia a los estudios universitarios es Dale Stephens, que ha creado el programa UnCollege y ofrece a los jóvenes la posibilidad de tomarse un año sabático para viajar, hacer prácticas y trabajar en sus propios proyectos. Además, está trabajando el libro Hacking Your Education, inspirado en la historia del alemán Ben Paul, que abandonó sus estudios en una prestigiosa universidad privada para continuar con su formación en solitario.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

EL OJO

Compartir