líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

3 innovadoras tendencias de las que deberían tomar buena nota las marcas

"Live shopping" de alimentos, marcas de creadores y "social swaps": 3 tendencias que hay que tener en el radar

Esther Lastra

Escrito por Esther Lastra

En ese hervidero de tendencias que es el ramo del marketing y la publicidad hay que tener las orejas muy abiertas para no dejar escapar ninguna innovación potencialmente valiosa.

La industria del marketing y la publicidad debe empaparse necesariamente de tendencias venidas de todos los rincones del globo para ir siempre un paso por delante y aprovechar las innovaciones que emergen constantemente en el horizonte.

En ese hervidero de tendencias (más o menos perecederas) que es el ramo del marketing y la publicidad hay que tener las orejas muy abiertas para no dejar escapar ninguna innovación potencialmente valiosa.

W&V repasa a continuación algunas tendencias que las marcas deberían tener en el radar:

1. Venta de alimentos a través de «livestreams» en las redes sociales

Aunque por estos lares la venta de productos a través de «livestreams» no goza aún de demasiado predicamento, en China es una práctica asentada desde hace años con mucho éxito en las redes sociales.

Además, este fenómeno, que se enfocó en sus inicios sobre todo y ante todo a la venta de ropa y complementos, ha terminado dando también el salto al ramo de la alimentación.

Cada vez más servicios de «delivery» afincados en China están haciendo suya la venta de alimentos a través de las redes sociales. De esta manera, lo que sería a bote pronto una visita más bien monótona al supermercado o una aburrida entrega a domicilio alcanza un nuevo nivel gracias al «live shopping».

Además, gracias a una cadena de suministro casi perfecta y a la fenomenal infraestructura en la que echa anclas el e-commerce en China, lleva a menudo menos de media hora que los alimentos adquiridos por el consumidor vía «livestream» lleguen a la puerta del consumidor.

2. Las marcas de creadores están en la cresta de la ola (y venden mucho más que productos, venden sentimiento)

De acuerdo con Clayton Christensen, profesor de la Escuela de Negocios de la Universidad de Harvard, casi 30.000 productos de nueva hornada ven la luz cada año en el mercado. Y casi el 95% de tales productos se topan de bruces con el trabajo.

Tan lóbrego porcentaje es, sin embargo, mucho menos abracadabrante si fijamos la mirada en las marcas que emergen del vientre de los creadores, que están mucho menos a expensas del fracaso. Quizás porque los creadores comprenden mejor que las marcas convencionales los deseos y las necesidades de su target.

Fijémonos, por ejemplo, en los youtubers Nelk Boys. Originarios de Canadá, los Nelk Boys han levantado los cimientos de una base de más de 8 millones de suscriptores en YotuTube con sus vídeos de bromas.

Conscientes de su gancho y de su legión de seguidores a lo largo y ancho del globo, los Nelk Boys lanzaron en 2021 la marca de «hard seltzers» Happy Dad, que rápidamente ganó tracción en las redes social y superó incluso en número de seguidores a Heineken en Instagram.

En apenas dos años Happy Dad ha logrado convertirse en una de las marcas de bebidas alcohólicas más populares en todo el mundo. De hecho, la marca de los Nelk Boys habría generado ya ingresos de nueve cifras. El éxito de Happy Dad reside en que no es simplemente una marca, es también un estilo de vida y una cultura. Y eso es precisamente lo que tanto gusta a la gente de Happy Dad.

Al fin y al cabo, y como bien lo demuestran marcas de creadores como Happy Dad, la gente no compra meramente productos. Compra sentimientos, estilos de vida y los significados que evocan tales productos.

3. El «social swap» o intercambio de especialidades culinarias locales gana tracción en China

En China se ha puesto de moda en las redes sociales un fenómeno de nuevo cuño bautizado con el nombre de «social swap». A cada vez más jóvenes oriundos de China les fascina la idea de intercambiar especialidades culinarias procedentes de diferentes regiones del gigante asiático.

Este fenómeno se antoja a bote pronto anticuado, pero no es sino un reflejo de lo que buscan los más jóvenes en la nueva era digital: experiencias emocionales y relaciones auténticas.

Quienes toman parte en los denominados «social swaps» buscan online a personas de regiones distantes potencialmente interesadas en un intercambio gastronómico. Y después de conocerlas un poco mejor e informarse sobre sus gustos culinarios, las dos partes interesadas intercambian especialidades culinarias acordando previamente un presupuesto específico.

Muchos de quienes participan en los «social swaps» adjuntan notas manuscritas a los platos en las que explican pormenorizadamente la historia que hay detrás de las especialidades culinarias.

La tendencia emergente en China de los «social swaps» pone de manifiesto que en un momento en el que es cada vez más complicado distinguir la realidad de la ficción la gente joven busca desesperadamente más autenticidad y confianza (y las marcas deberían tomar buena nota de esta necesidad).

Newsletter ¡Suscríbete a nuestra newsletter! WhatsApp Sigue a MarketingDirecto.com en WhatsApp

 

"Hackeamos el hambre", la nueva campaña de Acción contra el Hambre para frenar la inseguridad alimentariaAnteriorSigueinteLas 6 campañas más deslumbrantes del año en los Epica Awards (donde hay 3 premios "made in Spain")

Contenido patrocinado