líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Todo lo que necesitas saber sobre los coches híbridos

Tendencias en MarketingHombre al volante de un coche

Todo lo que necesitas saber sobre los coches híbridos

Los coches híbridos llegaron hace años implantando alguna duda al consumidor, pero con la sostenibilidad como tendencia en alza, se han convertido en un producto en crecimiento de demanda.

Los coches híbridos llegaron hace ya unos años, pero con menos aceptación de lo esperado. Un coche híbrido es aquel que cuenta con dos o más almacenes de energía, uno de combustión interna y otro eléctrico, y dos o más máquinas destinadas a transformar esa energía en movimiento.

Poco a poco se están abriendo paso entre una de las mejores opciones al adquirir un nuevo coche. Si es verdad que suelen tener un precio más elevado tanto de adquisición como de mantenimiento, pero se ve contrarrestado por todos sus beneficios, que conoceremos más adelante. 

Debemos aclarar que un coche no es mejor por el simple hecho de ser híbrido, el mejor coche es aquel que se adapta a tus posibilidades y necesidades y que te ofrece lo que buscas de un coche de la mejor manera posible. A pesar de tener sus diferencias con los coches tradicionales, necesitan prácticamente el mismo mantenimiento, los mismos accesorios y los mismos cuidados que uno tradicional. Por ejemplo, las alfombrillas coche no varían independiente del tipo de coche (menos en la forma para adaptarse a cada modelo). Debemos buscar siempre las de mejor calidad, que se adapten a nuestro vehículo y que nos proporcionen todas sus funciones como seguridad y limpieza.

Si estás planteando adquirir un coche híbrido antes que nada deberás informarte bien sobre ellos: sus beneficios, sus necesidades, sus tipos… A continuación, os introduciremos  un poco en el mundo de estos coches.

Beneficios de los coches híbridos

Como todo, estos coches tienen sus pros y sus contras.

En contra de ellos podemos decir que tienen un precio más elevado, que no son los mejores coches para carretera ya que tienen poca potencia y autonomía y que la batería puede suponer un problema económico y medioambiental. Pero creemos que son problemas menores si nos fijamos en todos los beneficios:

  • Son más respetuosos con el medioambiente que los coches tradicionales.
  • Consumen menos. El motor híbrido es más eficiente que el convencional, lo que se traduce en ahorro de combustible para su dueño.
  • Ventajas fiscales: el impuesto de matriculación es menor, ya que éste se calcula en base al nivel de emisiones del coche, que son mucho menores en coches híbridos. Con el impuesto de circulación pasa lo mismo, disfrutarás de buenos descuentos.
  • El coche te enseña a conducir de manera eficiente.
  • Es perfecto para ciudad: maximizan el rendimiento en entornos urbanos al generar electricidad en la frenada, lo que permite al motor eléctrico entrar en acción en velocidades bajas.
  • La contaminación sonora es nula.

Tipos de coches híbridos

Los coches híbridos se pueden dividir según varios factores. En función de cómo fluye la energía (serie, paralelo o serie-paralelo), en función de su capacidad para moverse utilizando solo electricidad (micro híbridos, Mild Hybrid o full Hybrid) y en función de si tienen o no enchufe (enchufables o no enchufables). A la hora de buscar nuestro futuro coche híbrido debemos saber qué nos ofrece cada uno y cuál se adecua mejor a nuestras necesidades. Hoy nos vamos a centrar en los tipos más comunes.

1.   Micro híbrido y Mild Hybrid

Los coches microhíbridos y los híbridos suaves (Mild Hybrid) no se pueden impulsar por sí mismos de forma eléctrica. Estos emplean una batería de mayor capacidad (normalmente de 12 o 48 V) que almacena energía cinética en su interior. Su función es ofrecer una opción de hibridación asequible que ayude a reducir el estrés del motor ayudándolo a arrancar o deteniéndolo antes de tiempo, gracias a lo que el coche puede reducir tanto su uso de combustible como las emisiones de gases.

Son coches perfectos para ciudad, ya que es donde se producen múltiples arranques y paradas.

2.   Híbridos combinados

También llamados híbridos puros o “normales”, ya que son los que más aceptación han tenido entre los usuarios por su similitud a los coches tradicionales. No es necesario enchufar el coche en ningún lugar y los repostajes se hacen como siempre. La gran diferencia frente al anterior tipo es que el motor eléctrico de estos puede mover el vehículo por sí solo. Pueden funcionar como un coche totalmente eléctrico, donde el motor de gasolina no cumple ninguna función, pero esta tecnología está principalmente pensada para usarla por la urbe. Si queremos acelerar rápido o entramos en las tres cifras de velocidad, el motor térmico entrará en funcionamiento. Estos híbridos también suponen un ahorro de combustible y una reducción del 35% del consumo de CO2.

3.   Híbridos enchufables

En los híbridos enchufables el motor eléctrico se lleva todo el protagonismo, de hecho su capacidad es hasta 10 veces mayor que la de un híbrido combinado. Al haber tanta energía almacenada, se puede circular a una velocidad mayor sin necesidad de una gota de combustible, pero el motor de combustión seguirá siendo necesario para alcanzar  la máxima potencia. Se carga más rápido que un híbrido convencional y en distancias cortas es muy útil ahorrando combustible pero tiene varios inconvenientes que elevan su gasto y no lo hacen la mejor opción para distancias medias y largas. Tienen un elevado coste de adquisición, tardan en recargarse y no son eficientes.

4.   Híbridos en serie

También llamados eléctricos de autonomía extendida, son muy similares a los enchufables.  El motor eléctrico domina sobre el térmico, pero a diferencia de los híbridos enchufables , el propulsor de gasolina tan sólo entra en funcionamiento cuando la batería ha agotado por completo su energía. Es decir, se comporta como un eléctrico hasta que se agota la batería, una forma de extender su autonomía. En cuanto a sus desventajas, son muy similares a las del tipo anterior.

Los coches híbridos son el punto medio entre los tradicionales y los eléctricos, siendo su precio más elevado que el de uno de gasolina o diésel y más bajo que el de un vehículo eléctrico. Si te planteas adquirir un híbrido, investiga sus características en profundidad a ver cuál se adapta mejor a tus necesidades.

 

El consumo de internet se mantiene estable: estas son las webs más visitadas en mayoAnteriorSigueinteMiembros de la industria publicitaria echan en falta el nombramiento de M. A. Furones como Académico de Honor

Noticias recomendadas