líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Toni Segarra llamó a su jefe para hacerle la petición

Toni Segarra consigue dos días extra de vacaciones para esta directora creativa

Pilar Ruiz de Gauna

Escrito por Pilar Ruiz de Gauna

El año pasado fue Risto Mejide y, esta vez, ha sido Toni Segarra el encargado de ayudar a Cristina Guezuraga a ganar el concurso que organiza Ros, la agencia para la que trabaja.

Toni Segarra

Superarse año a año gracias a una creatividad sin límites. Esta es la filosofía que acompaña a Cristina Guezuraga, directora creativa, que un año más se ha alzado como ganadora del original concurso de su agencia, Ros. ¿El premio? 2 días extra de vacaciones. ¿Requisito? Pedir los días de la manera más creativa posible.

Y qué mejor, pensó Cristina, que pedir ayuda al gurú de la creatividad, Toni Segarra, para conseguir su objetivo. «Toni venía de ponente a Serifalaris, un encuentro del creatividad y diseño que se celebra en Getxo, que es precisamente donde tenemos la agencia», cuenta Cristina Guezuraga a MarketingDirecto.com. «Le mandé un email preguntándole: ‘Ya que vienes a Getxo, ¿me ayudas a pedir las vacaciones a mi jefe?’, con un enlace a un vídeo que hice expresamente para él, en el que le contaba todas mis peticiones anteriores. Y me respondió: cuenta conmigo.»

Hace ya 20 años que la agencia organiza este concurso. «Surgió de Daniel Ros, fundador y dueño de la agencia, con la intención de incentivar la creatividad de todas las personas que trabajamos aquí, porque es un concurso abierto a todos los departamentos: el administrativo, el ejecutivo, el de programación, el de limpieza…», explica.

Si no visualiza correctamente el vídeo embedded, hago clic aquí.

La primera vez que la directora creativa se enfrentó al reto cruzó la ría desde Getxo hasta Bilbao. «Para mí nadar por la ría de Bilbao fue como cumplir un sueño; tenía esa ilusión. La acción tuvo mucha repercusión: se viralizó en las redes, se compartió de móvil en móvil, salió en la televisión autonómica (la ETB), en la prensa… En mi opinión, el éxito tuvo mucho que ver con el asombro que produce ver a alguien nadando por la ría de Bilbao. Yo nunca había visto a nadie. En cierta forma, es un acto de valentía; el agua no da sensación de limpia», señala.

Ya el año pasado, Cristina decidió contar con un gran referente de la publicidad para lograr sus días extra de vacaciones. Entonces, fue el mismísimo Risto Mejide quien le ayudó a conseguirlos: «Todavía me estoy pellizcando. Las probabilidades de que Risto se prestara a ayudarme me parecían muy remotas. Alguien tan mediático, tan ocupado, tan metido en tantos proyectos a la vez… Pero no perdía nada por intentarlo. Conseguí su contacto a través de una amiga que había trabajado en su agencia, y le escribí. Y accedió.»

Finalizado el reto de este año, el sector publicitario ya espera impaciente para conocer cómo se las ingenia la creativa para conseguir sus dos días en 2020. De momento, confiesa, no tiene nada pensado. «Pero si se os ocurre algo, me decís, porque el año que viene sí que lo tengo difícil para superarme».

 

El foro DOOH concentra a más de 800 personas en su cuarta ediciónAnteriorSigueintePantoja, Waissmann, Vellas y Arbelaez Presidentes de El Ojo en diferentes disciplinas

Contenido patrocinado