Tendencias

Bruselas responde ante las amenazas proteccionistas de Trump

Trump puede desatar la guerra comercial: la UE tomará represalias ante las medidas proteccionistas

La Unión Europea no se ha quedado callada ante las medidas proteccionistas de Donald Trump, anunciando aranceles a productos como las Harley-Davidson o los Levi's

TrumpDonald Trump anunció recientemente la decisión del Gobierno de Estados Unidos de imponer aranceles al acero y al aluminio importado, del 25% y el 10%, respectivamente. Ante la afrenta de Trump, Bruselas ha decidido responder, desatando una guerra comercial.

Jean-Claude Juncker, presidente de la Comisión Europea, ha confirmado que la Unión ya está preparando represalias comerciales, según Expansión.com. “No nos vamos a quedar de brazos cruzados cuando la industria y los empleos europeos están amenazados. La UE está preparando aranceles a la importación de productos que incluyen las Harley-Davidson, el bourbon y los Levi’s“.

Las represalias de Bruselas, según explican fuentes comunitarias, incluyen aranceles de hasta el 25% a 3.500 millones de dólares en exportaciones estadounidenses, es decir, alrededor de 2.850 millones de euros. Pero las medidas no se quedan ahí, pues la Unión Europea también se plantea introducir una limitación a la entrada de acero y aluminio a Europa, así como tomar medidas legales contra Estados Unidos ante la OMC (Organización Mundial del Comercio).

“Esperamos que se den cuenta de que también van a salir perjudicados y que tengan efecto disuasorio, si no lo tienen vamos a actuar de forma decisiva”, han explicado desde la UE, que mantendrá los contactos diplomáticos con Whashington, que comenzaron ya el pasado año.

Las medidas entrarán en vigor una vez se apruebe oficialmente el anuncio de Trump, pues no propondrán ninguna represalia comercial concreta hasta que el Gobierno estadounidense mueva ficha. En este sentido, Bruselas ha exigido al presidente norteamericano que certifique el importe de los aranceles y concrete las empresas europeas que se verán afectadas.

Una vez que las medidas proteccionistas de Estados Unidos entren en vigor, la Unión pasará a emprender tres líneas de acción. En primer lugar, se aplicarán sanciones comerciales a una lista de productos estadounidenses, que incluyen el acero, los productos agrícolas y una tercera categoría de “otros”. En segundo lugar, se trataría de amortiguar el efecto indirecto del arancel de Trump, pues el acero que ya no se compraría desde Estados Unidos podría acabar tumbando los precios en Europa. Por ello, se aplicarán medidas autorizadas por la OMC para limitar la entada de productos a un mercado en circunstancias extraordinarias.

La tercera línea de acción sería llevar a Trump ante la OMC para que se declare ilegal su medida, aliándose con otros países afectados como Canadá, Japón, Turquía o Brasil. La Comisión ha afirmado que las medidas solo intentan proteger la industria doméstica de la competencia y afirma que no hay ningún tipo de justificación “en aras de la seguridad nacional”. “El Secretario de Defensa de EEUU ha dicho públicamente que los requisitos militares representan no más del 3% de la producción estadounidense y que el Departamento de Defensa puede comprar el acero y el aluminio que necesita”.

Pero el principal peligro no es el acero, sino la posibilidad de que se acabe desencadenando una guerra comercial proteccionista que provoque una ralentización de la economía mundial. “La principal preocupación es que active medidas proteccionistas generalizadas”, ha afirmado Ben May, director de Macroeconomía Global de Oxford Económics. May también advierte de que si la política de Trump es exitosa podrá animarle a imponer más aranceles e incentivar a que otros gobiernos populistas hagan lo mismo.

Te recomendamos

Cannes

Mundial

Regalos Ecology

Experiencias

Atresmedia

Compartir