líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

La propaganda llega al correo: Ucrania lanza un sello donde un soldado hace una

Tendencias en MarketingImagen del sello emitido por el servicio postal ucraniano Ukrposhta

Un soldado ucraniano hace una "peineta" a Rusia en un sello

La propaganda llega al correo: Ucrania lanza un sello donde un soldado hace una "peineta" a Rusia

Esther Lastra

Escrito por Esther Lastra

Ukrposhta, el servicio ucraniano de correos, ha lanzado un sello en el que aparece un soldado del país liderado por Volodímir Zelenski haciendo una "peineta" a un buque de guerra ruso.

En la guerra cualquier soporte es susceptible de convertirse en vehículo de la propaganda (tan ineludible como omnipresente en todo conflicto bélico). Y en la guerra que se libra actualmente en Ucrania ha emergido un singular y eficaz canal propagandístico: los sellos de correo.

Ukrposhta, el servicio ucraniano de correos, ha lanzado un sello en el que aparece un soldado del país liderado por Volodímir Zelenski haciendo una «peineta» a un buque de guerra ruso.

En el sello de marras puede además leerse la siguiente frase: «¡Buque de guerra ruso, vete a la mierda!». Tan contundentes palabras hacen referencia a un episodio ocurrido en la isla de las Serpientes del Mar Negro, que fue tomada por las tropas rusas en los primeros días del conflicto. Pese a la ocupación de la isla, los militares ucranianos allí desplegados no se doblegaron en ningún momento al invasor, al que habrían espetado una frase similar a la que parece en el sello (y habrían dedicado también idéntico gesto al retratado en el timbre).

La frase que se abre paso en el sello brotó específicamente de los labios del soldado ucraniano de infantería Roman Hrybow, que con apenas 31 años se ha convertido en un todo un héroe nacional en su país natal.

«Se ha convertido en un símbolo de la valentía y el espíritu indomable del pueblo ucraniano en la lucha contra Rusia», subraya Ukrposhta.

Más allá de en los sellos, de los que Ukrposhta ha emitido una tirada de un millón de unidades, tan contundente frase ha recalado también en las últimas semanas en camisetas y otros souvenirs.

«Creo que tanto a los ucranianos como nuestros amigos del extranjero les gustará recibir cartas con este sello, y además con él recordamos a los ocupantes que deben marcharse inmediatamente de nuestra tierra», dice Igor Smilianski, director general de Ukrposhta.

Los sellos de Ukrposhta han visto la luz en dos versiones distintas, una doméstica y otra pensada para su difusión en el extranjero. Las primeras cartas franqueadas con estos sellos tan especiales han sido rubricadas por el soldado Roman Hrybow e Igor Smilianski.

 

El precio hace naufragar el ardiente idilio del consumidor con la sostenibilidadAnteriorSigueinteSeguridad, valores fuertes y cercanía: un retrato detallado de la Generación Z

Contenido patrocinado