Tendencias en Marketing

Según el estudio 'Las pantallas y los niños en Navidad' elaborado por Multiópticas

Un 30% de los niños españoles de 4 años pedirán un dispositivo con pantalla como regalo de Navidad

Esta tendencia preocupa sobre todo a los padres, que buscan métodos para limitar el exceso de uso de la tecnología que puede acarrear problemas de salud a sus hijos menores de edad.

niños pantalla

Cada año, al llegar diciembre, damos comienzo a la Navidad, una época en la que crece el ambiente familiar y la ilusión por los ansiados regalos, ya sean de Papá Nöel o de los Reyes Magos. No obstante, existe una constante cada vez más habitual dentro de la lista de deseos que plasmamos en la carta a los Reyes Magos cada año: los dispositivos con pantalla. De hecho, según los datos aportados por el estudio “Las pantallas y los niños en Navidad” elaborado por Multiópticas, 3 de cada 10 niños españoles tuvieron su primer regalo navideño relacionado con las pantallas a los 4 años.

Esta realidad no acaba aquí, sin embargo. Un 54% de ellos ya ha obtenido algún obsequio navideño con pantalla antes de los 6 años, un 61% a los 8, un 77% a los 10 y un 93% alcanzados ya los 12. A su vez, cabe destacar que los menores de Aragón son los que reciben antes un aparato tecnológico como regalo navideño, a los 7 años de media. Por el contrario, es en Cantabria donde más tardan, hasta pasados los 10 años de media.

Y si tenemos en cuenta únicamente los deseos, incluyendo aquellos que no llegan a cumplirse, la cifra crece aún más. En la actualidad, prácticamente la mitad de los menores españoles ha incluido en su carta un dispositivo con pantalla. Los menores asturianos son los que más lo han hecho (54%), frente a los baleares que son los que menos (27%). Normalmente, estas peticiones dan comienzo alrededor de los 7 años, algo que contrasta con la percepción parental sobre el hecho de recibir estos obsequios por Navidad, que ronda los 11 años de media.

Ante esta situación, surge una duda primordial para entender estos comportamientos. Los padres se preguntan de dónde nace la idea en sus hijos de querer este tipo de regalos durante las festividades, y consideran que puede venir motivada por sus amigos (78%), el ambiente de su colegio (56%) y lo que escuchan y ven en otra pantalla, la de la televisión (48%).

La realidad que reflejan los datos del estudio nos muestra que los niños nacen, crecen y se desarrollan en un ambiente eminentemente digital. Casi todos los aspectos de su vida están ligados de una forma u otra a la tecnología, algo que queda más que patente en la época navideña. Durante este periodo, tienen la libertad para pedir aquello que más desean, y los dispositivos con pantalla ganan por goleada a otros juegos o juguetes. De ahí que la preocupación de los progenitores sea evidente, ya que un 88% de ellos declara sentir cierta inquietud por la cantidad de tiempo que pasan sus hijos frente a una pantalla.

En este sentido, un 93% de los adultos encuestados sería partidario de limitar de cualquier forma el uso de los menores de los dispositivos con pantalla. Un 91% supervisaría esa actividad de manera directa, mientras un 83% limitaría las horas de uso. Además, un 63% cree que sólo deberían utilizar estos dispositivos en su presencia. Todo para reducir las tres horas diarias de media que los niños permanecen delante de las pantallas. Este dato, según los padres, debería disminuir a la mitad durante la semana, y no rebasar este límite en el fin de semana.

Independientemente de toda la polémica y la preocupación, más de la mitad de los encuestados acabará por regalar un dispositivo con pantalla por Navidad, invirtiendo 112 euros de media en su compra. Los padres murcianos serán los que más gasten (153), y los baleares los que menos (63).

De este modo, este informe busca visibilizar la relación que hemos entablado con las nuevas tecnologías y nuestra forma de consumirlas. “Fieles a nuestro compromiso con la salud ocular, desde Multiópticas queremos seguir impulsando la campaña de Screen Pollution porque tenemos plena conciencia de la responsabilidad que tenemos como compañía especializada en el cuidado de la salud visual”, declara Carlos Crespo, Director General de Multiópticas. “Creemos que con los datos que revela este estudio podemos jugar un papel relevante a la hora de señalar una problemática, de incentivar la prevención y el uso responsable de las pantallas, sobre todo entre los más pequeños”, concluye.

Los problemas que genera la sobreexposición de los menores a las pantallas pueden manifestarse de múltiples maneras, sobre todo en el plano visual. El nivel de luminosidad de las pantallas, la distancia a la que consumimos los contenidos audiovisuales o la ergonomía visual a la hora de estar frente a un dispositivo con pantalla son algunos de los factores que pueden causar alteraciones oculares. Por todo ello, un 93% de los padres teme que sus hijos desarrollen algún problema de visión por invertir tanto tiempo en estos aparatos.

“El hecho de que, cada vez más, los menores trabajen más la vista estando expuestos a la influencia de las pantallas y pasen menos tiempo al aire libre está favoreciendo la aparición de afecciones oculares”, apunta el Doctor Manuel Díaz Llopis, Catedrático de Oftalmología de la Universidad de Valencia. “Asimismo es fundamental concienciar a los padres de la importancia de las revisiones visuales, sobre todo, teniendo en cuenta de que hablamos de la salud visual de un niño, de incentivar las actividades al aire libre y de controlar los tiempos de exposición a la tecnología en su tiempo de ocio”, afirma.

Esta serie de consejos siguen la línea de creencias de los españoles, que estiman (88%) que los niños y los adultos deben someterse a revisiones oftalmológicas asiduamente. La principal razón para ello es precisamente el uso indiscriminado que hacemos de la tecnología cada día, que propiciará el uso de gafas o lentillas a medio/largo plazo para el 81% de los encuestados.

Te recomendamos

Inspirational

Criteo

Informa

Samsung

Compartir