Tendencias

Según un estudio de Worten

Un 42% de los españoles ha utilizado soluciones tecnológicas para encontrar pareja

La tecnología puede servir para encontrar pareja, para unirla y hacerla más fuerte, o para distanciarla y dañar su estructura, siempre en función del uso que decidamos darle

pareja

Como cada año por estas fechas, se aproxima uno de los días más importantes a nivel comercial del año, el 14 de febrero, en el que festejamos el Día de los Enamorados, San Valentín. Y aprovechando esta efeméride tan importante para su sector, Worten ha querido realizar un estudio en España referente a cómo influyen las nuevas tecnologías en las relaciones románticas de los españoles y con su pareja.

Para empezar, no podemos hablar de amor y nuevas tecnologías sin mencionar las aplicaciones de citas, que han seguido una tendencia al alza en los últimos años, proliferando y mejorando sus servicios. De hecho, según los datos del estudio, un 42% de los españoles utiliza su smartphone para ligar, y apuesta además por este tipo de webs o apps para encontrar a su media naranja. Como consecuencia, un 20% afirma que ha encontrado de esta forma a alguna de las parejas que ha tenido a lo largo de su vida, y un 22% considera estos sistemas para buscar el amor como una alternativa real a los métodos tradicionales.

En este sentido, eso sí, hay una gran variedad de opiniones, que varían en función de la edad del público. De este modo, los centennials (de 18 a 25 años) son más proclives a ligar a través de estas apps de citas (64%), lo que no quiere decir que busquen una pareja estable. Tras ellos aparecen los millennials, con un 47%, y los españoles entre 40 y 51 años con un 43%, que optarían por establecer relaciones amorosas a través de este canal.

No es difícil de explicar este fenómeno, ya que la tecnología en general ha permitido cada vez más una comunicación más directa y sencilla incluso en la distancia dentro de las parejas. Sin embargo, esta comunicación constante no queda exenta de los errores humanos, que unidos a la tecnología han podido ocasionar en algún momento daños más o menos graves a la estabilidad de una relación. Es complicado encontrar, por ejemplo, a alguien que no haya equivocado el receptor de un mensaje cariñoso. De hecho, el 84% de los encuestados asegura que alguna vez ha mandado sin querer un mensaje dirigido a su pareja a un amigo, familiar, o incluso amante.

Aun así, existen otros descuidos muy comunes en el entorno amoroso, como los que se producen al elegir o comprar regalos al cónyuge. Si ya era difícil acertar y sorprender, las cookies del navegador del ordenador lo complican aún más, ya que un 25% de los españoles parece haber descubierto su regalo gracias a esta pequeña trampa tecnológica.

En cambio, hay otras ocasiones en las que la tecnología une a las parejas, como en los momentos de ocio y relax frente a la televisión o al ordenador. No en vano, el fenómeno de las series y las películas en streaming ha impactado también con fuerza al ámbito amoroso, y el 84% de los españoles afirma que suele disfrutar de sus series y películas favoritas junto a su pareja.

Otro de los temas más peliagudos en relación a las parejas y la tecnología es el de la privacidad. Supuestamente, en una pareja no debe haber secretos, pero eso no implica que la tecnología esté incluida. Independientemente, existen criterios de todo tipo y condición cuando hablamos de dispositivos tecnológicos, sobre todos los individuales, en el seno de una relación. Según el 44% de los encuestados, es importante mantener la privacidad intacta, y no compartir claves ni contraseñas con la pareja. Por el contrario, un 21% de los españoles posee todas las claves de los dispositivos y cuentas de su pareja. Las hay que incluso comparten las claves del móvil (22%), del ordenador (22%), hasta las contraseñas de sus redes sociales (8%).

Te recomendamos

Carat

FOA

A3media

Outbrain

Podcast

Compartir