líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Tendencias en Marketing

Una estrategia de relaciones públicas nunca funciona con interruptor

Aunque es un término habitual, son pocos los que conocen los entresijos de las relaciones públicas. Entre colgar una página en la web, crear un perfil de Facebook y además darle una forma convincente y profesional a la imagen de su empresa, sus productos y sus representantes entran en juego la creación de imagen y la construcción de marca. Son mundos alejados relacionados de alguna forma a través de la representación y la publicidad para generar interés en el público.  Algo que no es suficiente si se quiere lograr un perfil duradero y serio convincente para clientes y colaboradores según unternehmer.de.

La  representación de uno mismo en las redes sociales o en una página web se realiza con bastante rapidez. Pero es ahí donde empiezan los problemas de contenidos, lenguaje y valor añadido. Algo que acaba afectando a los responsables de la página. Lo mismo ocurre con las notas de prensa lanzadas a diestro y siniestro por la web.

La creación de marca e imagen no es ni fácil ni rápida. En alemán, las relaciones públicas se denominan trabajo público (Öffentlichkeitsarbeit), con énfasis en trabajo. La clave es una comunicación regular y profesional con contenidos convincentes así como la mejor puesta en escena posible. Pequeñas y medianas empresas no deben desestimar a los consejeros de relaciones públicas externos que pueden construir un discurso efectivo y duradero además de ser una alternativa eficaz y competente.  Un presupuesto limitado no es una barrera para lograr unas metas bien definidas bajo unos criterios de efectividad. Los costes pueden adaptarse a cada cliente fácilmente.

6 cosas que nunca deberían compartirse en FacebookAnteriorSigueinteBeatriz Navarro (Starbucks): "El futuro de la publicidad pasa por reinventarse cada día"

Noticias recomendadas