Tendencias

Una Grecia cada vez más angustiada compra Macs y PlayStations (mientras puede todavía)

greciaAunque las cosas no invitan precisamente al optimismo en Grecia, los ciudadanos del país heleno continúan comprando.

El "corralito" se mantendrá al menos hasta el próximo jueves, y a la espera de un tercer rescate que no termina de concretarse, el dinero es cada vez más escaso en tierras griegas. Mientras algunos griegos están inviertiendo el poco dinero disponible en productos de primera necesidad, otros están asaltando (casi literalmente) las tiendas de electrónica de consumo para comprar ordenadores Mac y videoconsolas PlayStation y dar así salida a sus tarjetas de débito y de crédito.

"La gente está gastando el dinero que tiene el banco porque si no lo hace teme quedarse sin ese dinero", explica Natasa, una dependienta de la tienda especializada en electrónica de consumo Plaisio Computer de Atenas. Al fin y al cabo, “un Mac es algo que mantiene su valor con el tiempo”, añade Natasa en declaraciones a Bloomberg.

Los griegos han retirado aproximadamente 40.000 millones de euros de los bancos desde el pasado mes de diciembre, cuando ya estaba claro en el país heleno que Alexis Tsipras, del partido de izquierdas Syriza, se convertiría en primer ministro.

Las retiradas de dinero en los cajeros automáticos están limitadas a 60 euros por día y por ciudadano desde el pasado lunes 29 de junio, si bien los pagos con tarjetas de crédito y de débitos no se han visto de momento afectados por las restricciones. Y esa falta de restricciones se dejó notar fundamentalmente durante los días previos al referéndum del pasado domingo, cuando los griegos protagonizaron una auténtica “orgía” de compras, explica Antonis Zairis, vicepresidente de la Asociación Griega de Retailers.

“Fue un fenómeno a corto plazo provocado por el pánico y las amenazas”, indica Zairis, que prevé problemas de abastecimiento en las tiendas durante los próximos 10 días.

En Delhaize Group, el segundo retailer especializado en alimentación más grande de Grecia, la demanda de víveres ha alcanzado cotas máximas, constata Frank van Daele, portavoz de la compañía. También la cadena de supermercados Lidl ha visto cómo se incrementaban notablemente sus ventas durante la última semana.

Muchos griegos temen la denominada “kourema”, lo que ya pasó en la vecina Chipre en 2013, y que sus propias cuentas bancarias sufran un “tijeretazo” por culpa de la crisis en que se halla actualmente sumido el país.

“Tengo miedo de un posible recorte en mis depósitos bancarios”, admite Konnstantinos, un agente inmobiliario de 33 años que no ha dudado en invertir 400 euros en una PlayStation. “No creo que nos expulsen del euro, pero lo que está por venir es todavía peor”, afirma.

Desde 2009 la economía helena ha encogido un 25% y la tasa de desempleo de Grecia es ya la más alta de toda Europa. Entre los más jóvenes el paro alcanza cotas superiores al 50%.

La mayor parte de los griegos viven actualmente en una suerte de “limbo” en el que, ante la incertidumbre de lo que va a suceder, temen abandonar su casa por si sucede algo y tienen que echar mano del dinero que muchos guardan bajo el colchón.

Los que no tienen el dinero bajo el colchón sino en el banco prefieren gastarlo en lugar de guardarlo. Y las tiendas de electrónica de consumo están siendo las grandes beneficiadas de la “furia” consumista de los griegos durante los últimos días. Dixons Carphone, dueño del retailer de electrónica de consumo más grande de Grecia, asegura que las ventas se han incrementado en la última semana en las casi 100 tiendas que tiene su compañía repartidas por todo el país heleno.

Elizabeth, de 44 años, que vive en Atenas y se dedica al turismo, lo tiene claro. Va a comprar un portátil porque “podría no tener la oportunidad de comprar uno más tarde”.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir