Tendencias

Una tercera parte de los consumidores se va con su dinero a otra parte tras recibir un mal servicio al cliente

customerservicePrestar un mal servicio al cliente es un pecado imperdonable que puede salir muy caro a las empresas. Según un reciente estudio llevado a cabo en Reino Unido por la empresa de investigación de mercados Harris Poll y la compañía de software ClickSoftware, el 34% de los consumidores opta por poner tierra de por medio cuando una empresa le presta mal servicio al cliente. Algo menos drástico es el 46% de los consumidores, que se conforma con hablar con un supervisor tras ser víctima de un pobre servicio al cliente por parte de alguna empresa.

Por otra parte, el 13% de los consumidores admite perder en control cuando trata con los servicios de atención al cliente de las empresas, llegando al extremo de gritar a sus representantes, mientras que otros consumidores optan por tácticas más persuasivas para tratar con los agentes de atención de cliente de las marcas como mentir (9%), llorar (4%) o suplicar (3%).

Las empresas que más meten la pata en su trato con el cliente son los proveedores de servicios públicos (32%) y las operadoras de telecomunicaciones (29%).

En los “rifirrafes” entre empresas y clientes un problema especialmente repetido es el referente a las disputas por las facturas. La mitad de los consumidores dice tener que invertir una media de 60 minutos para solventar este tipo de conflictos.

De acuerdo con Harris Poll y ClickSoftware, el tiempo que el consumidor tiene que invertir en solventar problemas relacionados con el mal servicio al cliente de las empresas dentro de su horario laboral se traduce en un coste anual de aproximadamente 631 euros.

Te recomendamos

A3

ADN

Navidad

Recopilatorio

Enamorando

Compartir