Tendencias

De la universidad a la agencia: ¿realmente están preparados los jóvenes creativos?

becariosEl fin de las vacaciones de verano marca el inicio de nuevos proyectos. El mes de septiembre se caracteriza por ser el periodo por excelencia en el que los jóvenes que acaban de graduarse en la universidad disfrutan de su primera oportunidad laboral.

Aunque muchos de ellos han ejercido como becarios, todos están deseando demostrar su valía y conocimientos como trabajadores de pleno derecho en las grandes organizaciones. En el caso de la industria publicitaria, vemos como los jóvenes creativos ansían mostrar toda su creatividad y comenzar cuanto antes a trabajar con los profesionales de los que tanto han oído hablar.

La pregunta que surge ante esta utópica fotografía es, ¿se acaban cumpliendo las expectativas con las que empezaron sus carreras universitarias? Desde Ad Age han entrevistado a un grupo de jóvenes creativos que están dando sus primeros pasos en el mundo de las agencias de publicidad.

Sus respuestas y reacciones pueden resumirse en tres grandes temas que han marcado notablemente el fin de las expectativas gestadas en el ámbito universitario frente al mundo profesional.

Lo primero que les ha sorprendido es el frenético ritmo de trabajo que se sigue en el a industria publicitaria. Muchos se habían formado una imagen más relajada por culpa del mundo del cine y las series pero, en realidad, estamos en una profesión cambiante donde hay que priorizar y volver a priorizar constantemente.

Muchos han señalado que no han sido preparados en las universidades y escuelas para el alto nivel de calidad y exigencia que requiere el mundo profesional. Percepción a la que se suma que en los centros educativos, únicamente se enseñan las nociones básicas y la teoría. No son centros de ensayo para el mundo real.

Tres consideraciones que nos llevan a un punto en común: universidades y agencias deberían colaborar de forma más estrecha. Los jóvenes salen de las facultades con la lección bien aprendida pero sin las herramientas y rodamiento necesarios para hacer frente a las exigencias del mundo profesional.

No todo en la vida es memorizar y teorizar. Las agencias y profesionales del mundo de la publicidad deberían además, revisar los programas académicos para ver si se adecuan a la realidad de la profesión. La práctica es muy importante y una profesión se aprende trabajando. No podemos continuar enviando graduados con excelentes calificaciones a un mundo profesional sobre el que únicamente han oído hablar en los libros.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

EL OJO

Compartir